Quantcast

Velocidad, batería… Esto es en lo que debes fijarte para comprar un patinete eléctrico

En la actualidad, tener un patinete eléctrico se ha convertido en algo casi imprescindible para poder movernos por nuestra ciudad. Y es que hay que reconocer que es mucho más cómodo y rápido que tener que caminar a todas partes. Ya son muchas las ciudades en las que puedes alquilar este medio de transporte por cierto tiempo, pero si recurres a ellos de forma habitual, ¿por qué no tener uno propio?

Aunque esta clase de productos tenían precios disparatados al salir por primera vez al mercado, ahora no es tan difícil hacerse con uno. Eso sí, hay que tener en cuenta varios factores, de forma que elijas uno que se ajuste a tus necesidades. A continuación, te mostramos todo lo que necesitas saber para elegir tu patinete eléctrico

Tipos de patinete eléctrico

tipos patinete electrico

En el mercado encontrarás una gran variedad en marcas y tipos distintos de patinete eléctrico, cada uno de ellos se adapta a unas necesidades específicas. Aquí os hemos preparado una lista con los distritos tipos que hay:

  • Monociclo: es un patín con una sola rueda y dos pedales para los pies. Ofrecen una buena autonomía y su uso es bastante sencillo.
  • Hoverboard: es un patín compuesto por dos ruedas y en dónde los pies se colocan encima. Este patín no ocupa mucho espacio y su peso es ligero.
  • Monopatín eléctrico: este patín tiene una tabla en medio sujeta por cuatro ruedas y que cuenta con un motor eléctrico.
  • Segway: este patinete eléctrico destaca por sus grandes ruedas, que junto con el manillar puede ser una gran idea para utilizarlo para distancias largas o en superficies escabrosas.
  • Scooter eléctrico: el patinete más habitual y que más verás por la calle. Está compuesto por una tabla donde apoyar los pies y dos ruedas, una trasera y otra delantera, junto con un manillar y motor eléctrico.