Quantcast

Gambito de Dama: por qué no debes ver la serie de moda en Netflix

Desde que el pasado 23 de octubre se lanzara la miniserie Gambito de Dama, se ha convertido en una de las más vistas de la plataforma de Netflix. Esta serie sigue la vida de una huérfana a la que se le da particularmente bien jugar al ajedrez. Durante su camino hasta convertirse en la mejor jugadora del mundo, va luchando contra las drogas, el alcohol y distintos problemas emocionales. La historia está ambientada en los años 50 y 60, en donde ese deporte se hizo muy popular en Estados Unidos y la URSS.

Esta serie está protagonizada por Anya Taylor-Joy como Beth Harmon, la protagonista. También están a su lado actores de la talla de Bill Camp o Christiane Seidel. Está creada y dirigida por Scott Frank y se basa en una novela llamada The Queen’s Gambit. Esta novela está escrita por Walter Tevis en el año 1983. La serie de Netflix Gambito de Dama ha logrado crear a un personaje muy potente, sin embargo, tiene varios errores que hacen que sea mejor que no la veas.

Partidas muy rápidas

Esta serie sigue los pasos de Beth para convertirse en campeona mundial de ajedrez. Así que vamos a ver bastantes partidas de este antiquísimo deporte en pantalla. Pero no reflejan lo que es la realidad.

Las partidas de ajedrez son muy lentas y pausadas. Los jugadores reales se toman su tiempo para poder ir realizando los movimientos. Sin embargo, en la serie, vemos como los actores hacen sus acciones de forma muy rápida y precipitada.

Entendemos que, por el ritmo de la serie, no se puede reflejar lo que pasa en la realidad. Pero es un fallo grave, ya que no refleja lo que es una partida. Un movimiento rápido puede conllevar un fallo garrafal que te haga perder. Los aficionados al ajedrez lo han notado rápidamente.