Quantcast

Demon’s Souls Remake – Contigo surgió un género

Con Demon’s Souls se dio inicio a un género que ha marcado a una generación entera. Corría el año 2009 y From Software lanzaba Demon’s Souls. Un juego en el que para avanzar había que morir. Posteriormente llegaron los Dark Souls que consolidaron los soulslike. Ahora con la nueva generación, Sony ha decidido sacar de lanzamiento el Remake de Dark Souls. Si te gustan las aventuras difíciles y te acabas de comprar la PS5, no debes dejarlo pasar.

Con Demon’s Souls estamos ante un Remake como los que nos tiene acostumbrados Sony. No se queda en un simple remake de lo ya visto. Ha convertido un juego con más de 10 años en un título de la más rabiosa actualidad. Eso sí, conservando la esencia. En Demon’s Souls volvemos a Boletaria y a sus cinco territorios. Aquí no hay guías, nos dejarán ahí y será cosa nuestra el ir completándolos en ese orden.

Eso sí, la linealidad llega dentro de los mundos. Hay que ir completándolos paso a paso hasta llegar al jefe final. Eso sí, por el camino, vamos a poder perdernos por los recovecos, atajos y esquinas que están a cada paso. Hay muchos secretos y lugares por descubrir. Ciertamente, la exploración en Demon’s Souls está bien remunerada.

Demon’s Souls es un remake genial

gigante

Este título está muy bien pensado para engancharnos desde el primer momento. No hay nada puesto al azar. Todos los enemigos pueden matarnos y estarán esperándonos para hacerlo. Si vas por un pasillo con caminos a los lados, cuidado, pueden estar preparándote una emboscada. Tampoco te fíes de los espacios abiertos, ya que un jefe puede estar al acecho para ponerse delante de ti en el último momento. Algo que le hace diferente es el modo de curarnos.

Vamos a ir recorriendo el escenario y vamos a encontrar hierbas, con esto iremos aumentando la barra de vida. Ya no será como el estus que se acababa en las posteriores aventuras. Eso nos da mucha ventaja, ya que no estaremos deseosos de parar en algún punto de control. Iremos algo más desahogados en este sentido. También el sistema de magias es algo diferente. Podremos usar hechizos y será la barra de maná la que nos limite el uso de todas las magias.

Lo que está claro es que, si habéis jugado y completado el juego original, aquí vais a seguir encontrando las mismas propuestas, pero actualizadas a 2020. Los escenarios están tal como eran, pero con muchos mejores gráficos. También tenemos que destacar la jugabilidad. El combate es bastante más táctico. Al inicio podrás pegar espadazos como loco, pero pronto te darás cuenta de que piensas antes de atacar o durarás poco.

Combate táctico y pausado

Demon’s Souls Remake – Contigo surgió un género

Se sigue manteniendo la duración de las acciones en este Demon’s Souls. No se ha acelerado nada y tampoco se ha cambiado la dinámica de los enemigos. Esto da la sensación de que se ha cuidado mucho para mantener la esencia de lo que era este título. Un título que provocó una explosión en el género. Tiene muchos fanáticos. En lo que se nota el paso del tiempo es en las mecánicas de ataque de los enemigos y jefes finales. Y es que son bastante básicos. No tienen demasiados patrones de ataque.

Cuando los hayamos visto varias veces, ya sabremos cómo afrontar el combate, cómo atacarlos y cuándo esquivar. También os decimos que, aunque os parezca sencillo, para nada. Hay muchos factores que influyen y que puede que falléis y que de un golpe os quedéis sin almas.

Si nos vamos a la parte gráfica podemos ver un juego que va mucho más fluido. Todo a 60 fps se mueve de maravilla y te hace meterte en las batallas sabiendo que tienes el control total. Esto en el juego original no sucedía. También han rehecho las animaciones tal cual eran, pero con muchas mejoras. Así sabremos leer mejor los movimientos de los enemigos. Deberéis aprender internamente el tempo de cada enemigo y cada ataque tuyo, pero así es mucho más sencillo. El juego tiene un editor de personajes muy completo y que mejora en bastante al motor original de Demon’s Souls.

También vamos a poder jugar en cooperativo. Vamos a estar viendo sombras de otros jugadores que están viviendo su propia aventura en el mismo punto que el nuestro. Pero también podrán invadirnos o atacar otros mundos de jugadores. Habrá que componernos una build adecuada para poder combatir tanto a enemigos como a otros jugadores que nos quieran hacer la vida imposible Se puede jugar con amigos de forma cooperativa y hay ciertas restricciones para viajar a otros mundos. Y por supuesto, también se han retocado las tendencias del juego que lo cambia completamente dependiendo de cómo juguemos.

Puedes invadir y ser invadido

Demon’s Souls Remake – Contigo surgió un género

A nivel de diseño de gráficos nos hemos quedado con la boca abierta. Bluepoint Games ha sabido coger lo ofrecido en el juego de Demon’s Souls original y trasladar a esencia con unos diseños y gráficos que dejan con la boca abierta. Es uno de los primeros juegos de PS5, pero ya se intuye todo el poder que contiene esta máquina. No hay tiempos de carga, la iluminación es genial y los modelados y texturas sorprenden. También hay filtros de imagen para simular la versión de PlayStation 3.

En la parte sonora también destaca con una reinterpretación de los temas clásicos. Esto está muy cuidado ya que se ha realizado con una orquesta y coros reales. Nos va a ambientar la parte tranquila y se va a poner en lo más alto en las batallas. Así nos vamos a meter de lleno en esta aventura. También decir la gran calidad en los efectos sonoros que junto a la tecnología 3D de audio de la consola, le da un nuevo empaque a este apartado. El juego está en español con textos y como novedad, con voces.

Al lanzar PlayStation 5, Sony ha puesto en el mercado varias ofertas exclusivas interesantes. Si eres de los que buscan retos, te recomendamos adquirir Demon’s Souls, que inició un nuevo género de juegos. Jugar a este título remasterizado es jugar a la historia de los últimos 10 años. Si no lo adquieres de primeras, tenlo muy presente porque va a ser uno de los grandes títulos de esta generación. Realmente es un juego para tener como indispensable.