Quantcast

Cultura de Navarra defiende que ha sido “un agente proactivo” para el sector musical

La consejera de Cultura y Deporte del Gobierno de Navarra, Rebeca Esnaola, ha afirmado que su departamento ha sido “un agente proactivo” desde el mes de marzo para “impulsar iniciativas, liderar proyectos y estar a disposición” del sector musical ante la crisis del Covid-19 y ha defendido las medidas impulsadas en este tiempo para apoyarlo.

Según ha indicado, desde que se inició la pandemia se ha trabajado en ayudas directas, que “también se van a plantear en el año 2021”; la contratación a través de programas en colaboración ya existentes o de nueva creación; y la generación de propuestas de visibilización en el exterior y posicionamiento de Navarra y sus activos en el ámbito musical.

“Ya saben que no uso el término plan de choque, pero sí estoy convencida de que nuestras acciones son un plan de impulso y sostenimiento, y que algunas de las intervenciones implementadas han venido para quedarse, con Covid o sin él”, ha remarcado.

La consejera de Cultura ha comparecido este miércoles en una comisión parlamentaria, a petición de Navarra Suma, para explicar los proyectos del departamento enfocados al sector musical y espectáculos ante la pandemia.

Según ha señalado Esnaola, su departamento “no ha esperado a que la situación se normalizara de manera absoluta, estamos trabajando desde el mes de abril en protocolos con salud y con los agentes musicales”. Y ha recordado que, por ejemplo, “decidimos poner en pie la programación del departamento como modo de reactivación, hemos creado nuevos ciclos y exploramos nuevas fórmulas de acceso ciudadano a la cultura”.

Igualmente, ha puesto en valor la “absoluta colaboración” existente con el sector musical y ha considerado positiva la ampliación de los aforos en el ámbito cultural desde este jueves. En este sentido, ha explicado que en dos semanas habrá una nueva cita de representantes del sector con salud para “ver y valorar cómo han ido estas medidas, cuál es la situación epidemiológica y ver qué previsiones hay”.

Asimismo, Esnaola ha explicado que se ha valorado entre el sector, el Departamento de Salud y el Departamento de Cultura iniciar un mapeo de las diferentes instalaciones y equipamientos culturales para “conocer más a fondo cada uno de ellos” y así valorar “cuestiones como renovación de aire o entradas y salidas”.

En su intervención, la consejera ha remarcado que ya en primavera se adoptaron una serie de medidas encaminadas a la “protección y apoyo al sector”. Y ha destacado que el hecho de que Navarra “haya sido durante el periodo estival y la entrada del otoño, hasta la llegada de esta denominada segunda ola, una de las comunidades autónomas más activas desde un punto de vista de programación cultural ha servido para facilitar, de alguna manera y en las circunstancias actuales, la reactivación del sector tras la primavera”.

Además, Esnaola ha destacado que las convocatorias de subvenciones del año 2020 se adaptaron a la situación para responder a las necesidades derivadas de la crisis. Así, en total se han destinado, a las diferentes modalidades, 4 millones de euros “con un incremento en global del 3,5% con respecto a las cantidades inicialmente previstas en los presupuestos”.

En este punto, ha avisado de que probablemente el primer semestre de 2021 también va a ser “muy complicado” por el Covid-19, lo que va a obligar a dar “una vuelta de tuerca en la redacción de las líneas de convocatorias”. “La planificación del próximo año va a ser clave”, ha expuesto Esnaola, quien ha planteado “reflexionar sobre la posible redefinición de cuáles serían las líneas más adecuadas” si la exhibición “va a estar otra vez en cuestión” por la crisis sanitaria.

“Hay frustración en el ámbito cultural, porque la situación es crítica, pero estamos con ellos en esta gestión y hay un empeño y deseo de sacar al presupuesto de 2020 y 2021 el máximo partido. Esta frustración nos anima a seguir implementando medidas y a seguir construyendo”, ha manifestado.

“OPACIDAD” EN DECISIONES

En el turno de los grupos parlamentarios, Alberto Bonilla, de Navarra Suma, ha opinado que existe “cierta opacidad en la toma de decisiones” sobre los aforos y ha reclamado a la consejera que explique “cuáles son los criterios” que se utilizan para ampliarlos o restringirlos. “Los agentes culturales lo deberían saber, tenemos que tener unos criterios y que sean para todos”, ha apuntado. Además, ha afirmado que “da la sensación de que el departamento en todas las iniciativas va un paso por detrás”.

Por parte del PSN, Carlos Mena ha destacado que “la bajada de contagios da un pequeño respiro al sector que está deseoso de programar” y ha defendido que “este Gobierno está haciendo bien las cosas”. “Si algo ha demostrado este Ejecutivo hasta ahora es que cree en el trabajo conjunto, que está en contacto permanente con el sector para recoger sus necesidades y poner encima de la mesa solucione reales”, ha remarcado.

En representación de Geroa Bai, Ana Ansa ha apostado por “evaluar todo lo que se ha hecho en esta primera parte” de la pandemia para “ver si ha servido o hemos hecho cosas por la propia ansiedad que generaba esta situación” y ha pedido, además, “un plan de fomento de la música en Navarra con fundamento”. Asimismo, ha puesto en valor la realización de un mapeo sobre las instalaciones culturales, ya que cada una tiene sus características.

Desde EH Bildu, Maiorga Ramírez ha manifestado que “no se termina de entender” cómo se puede dar clase en un aula con 30 alumnos y, sin embargo, en espacios culturales no, si bien ha reconocido que “es complicado tener certezas absolutas en este ámbito”. Y ha reclamado “protección” para el conjunto de la actividad artística.