Quantcast

Localizan con vida a un hombre con discapacidad desaparecido dos días antes

Agentes de la Policía Nacional, en un dispositivo conjunto en el que han participado efectivos de Policía Local, Protección Civil y Bomberos del Consorcio, han localizado con vida y en una zona de huertos a las afueras de Orihuela (Alicante) a un vecino de la localidad de 58 años, que padece una discapacidad y requería medicación, y que llevaba dos días desaparecido desde que había salido a comprar el pasado viernes.

El desparecido fue trasladado por los bomberos y una ambulancia al Hospital de la Vega Baja, con síntomas de hipotermia, y donde ha quedado ingresado en la UCI entubado, con complicaciones cardiorrespiratorias y vasculares compatibles con la Covid-19, agravadas debido a la situación en la que se encontraba hasta en el momento de su rescate, según ha informado la Policía en un comunicado.

La hermana del desaparecido fue la que interpuso la denuncia de desaparición en la Comisaría de la Policía Nacional en Orihuela. Según explicaba, su familiar, que sufre una discapacidad y requiere medicación, había salido del domicilio familiar en la tarde del viernes 20 para realizar unas compras y no había regresado.

Desde un primer momento, según la Policía, se trató como una «desaparición inquietante» y se inició el Protocolo de Búsqueda de Personas Desaparecidas, con la activación de aplicaciones informáticas específicas de rastreo y poniendo en alerta el Servicio de Drones de la Comisaría Provincial de Alicante para incorporarse al dispositivo de búsqueda.

Desde la Comisaría de Orihuela se contactó con la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Alicante desde donde se desplazaron dos funcionarios del grupo de Delincuencia Violenta y un vehículo uniformado con otros dos agentes para colaborar en las labores de búsqueda.

SIN CONTESTAR LLAMADAS

Como primera gestión se contactó con las personas que con las que habitualmente tenía relación el desaparecido y se comprobó que el día de la desaparición se encontraba «más desorientado de lo normal». Los pasos del desaparecido se perdieron después de realizar una compra en una farmacia, donde utilizó la tarjeta de crédito que ya no había vuelto a ser usada y, a pesar de llevar un teléfono móvil, no contestaba a las llamadas.

Por parte de los investigadores se solicitó la intervención del teléfono de la víctima, que autorizó el juzgado, por lo que al mediodía del sábado se delimitó una zona de búsqueda, según la última antena de telefonía a la que el móvil del desaparecido se había conectado.

A partir de ese momento, se estableció una amplio dispositivo de búsqueda en el que participaron además de agentes de la Policía Nacional, la Policía Local de Orihuela, Protección Civil, Bomberos del Consorcio y familiares del desaparecido.

Sobre las 18.00 horas del sábado la hermana de la víctima logró contactar con él por teléfono, y logró un nuevo posicionamiento a través de los repetidores de telefonía. De esta forma se pudo delimitar una nueva zona de búsqueda que se dividió en tres partes. Al dispositivo de búsqueda se sumaron miembros de Protección Civil de Torrevieja y un mayor número de policías de la Comisaría de Orihuela tanto de servicio como otros tantos voluntarios.

La víctima pudo comunicar que se encontraba inmovilizado en una zona de huertos, con naranjos, hojas en el suelo y una valla metálica. Desde ese momento la búsqueda se intensificó y, en un momento dado, el desaparecido comunicó que estaba escuchando gritar su nombre.

El hombre pudo ser finalmente localizado con vida por dos agentes de la Policía Nacional y otro de la Local en una zanja que delimitaba dos huertos, tumbado de espaldas, con los brazos extendidos y sin poder moverse con el terminal telefónico que permitió su localización juntó a él.