Quantcast

Que no te la metan: cómo evitar fake news

La propaganda no es algo que hoy esté de moda, lleva estando presente entre nosotros desde hace cientos de años. De hecho, la Iglesia católica fue la primera que creó un departamento de propaganda: Congregación para la evangelización de los pueblos o también llamada Propaganda Fide. Con ello se buscaba evangelizar los pueblos más allá del Atlántico, ya que en Europa no había más por descubrir y comenzaban las escisiones de la iglesia. Y así comenzaron las fake news.

La propaganda fue esencial durante las dos guerras mundiales, tanto en la Primera como en la Segunda. Pero tuvo su culminación con Goebbles. Este ministro nazi era el encargado del aparato publicitario de la Alemania de la época. De hecho, consiguió infundir ideas dentro del pueblo alemán que luego no acabaron del todo bien. Con la propaganda lo que se consigue es hacernos creer fake news y es utilizada por todos los partidos políticos y gobiernos. No te dejes embaucar por ella y detéctala con estos sencillos consejos.

Todo debe ser creíble

Algo que tienen en común todas noticias falsas, Fake News y propaganda es que deben ser creíbles. Uno de los cuadros más famosos del mundo, el Gernika, pintado por Picasso, fue descrito como el horror de un bombardeo. Es algo muy creíble.

La realidad es que el pintor tan solo quería mostrar el horror de una guerra, sin nombres. La propaganda de un lado hizo el resto y se lo atribuyó. Siempre hay que lanzar noticias que sean creíbles y para eso se utilizan fuentes fragmentadas a las que no se puede acudir.

También se puede usar mitología de conocimiento general y los odios y prejuicios. Solo hay que acudir al Congreso a escuchar los argumentarios de los partidos, basados en estos argumentos que calan en las actitudes primitivas aunque no sean ciertos.