Quantcast

Por estas razones Carlos Sainz va a lograr que España se olvide de Fernando Alonso

-

Cada vez es más palpable: Carlos Sainz tiene la cara llena de ilusión. Porque antes de Monza ya sabía que se venían cosas buenas, y lo cierto es que ahí estuvo, logrando un podio para España en la Fórmula 1 por segunda vez en dos años, y también la segunda después de que Fernando Alonso quisiera hacer un paréntesis con el ‘Gran Circo’.

Y es que si a Carlos Sainz senior le fue todo a lo grande hace poco más de ocho meses en el Dakar, a su hijo Carlos el futuro le pinta muy bien. Porque el madrileño ha aprendido mucho a lo largo de su camino en la Fórmula 1, pero también se puede decir ahora que prácticamente ha allanado todas las buenas oportunidades que están por venir en los años venideros. Desde esta mitad de temporada con McLaren que le queda, hasta su próxima andadura por Ferrari. Por eso España puede estar tranquila… y Fernando Alonso lo sabe.

2
Carlos Sainz ha dejado de ser una gran promesa para convertirse en realidad

Carlos Sainz, realidad, Fernando Alonso

Carlos Sainz dejó claro que los elogios que ha recibido por parte de varios jefes de equipo no son gratuitos, sino que se los ha ganado a pulso. Por tanto, y dejando a un lado las conjeturas y la teoría, podemos decir que Ferrari, de un modo u otro, saldrá ganando el próximo año al contar con el madrileño en sus filas. Algo necesario para salir del agujero del que se encuentran.

Con todo, Carlos Sainz ha tenido en su carrera deportiva dos problemas. El haber sido ‘tapado’ por la sombra de un siempre presente Fernando Alonso, que acaparaba la atención mediática española y el haber sido compañero de Max Verstappen, que le robó un merecido protagonismo porque la prensa internacional sólo tenía ojos para el ‘neocampeonísmo’ holandés. Pero como bien dijo Helmut Marko o admitieron Franz Tost y James Key, sus entonces jefes en Red Bull y Toro Rosso, el madrileño estaba a la altura de su carismático e impulsivo compañero. Así que no cabe hablar de Carlos como promesa. Sería infravalorarlo. Sainz es una realidad que se ha ganado ya larga permanencia en la F1. Y en esas está.