Compartir

Un motorista que circulaba por una calle de la ciudad de Mankato, en Minnesota, Estados Unidos, atendió a una niña de 2 años que se cayó con su sillita de un coche en marcha.

En las imágenes, captadas por una cámara instalada en el parabrisas de otro automóvil, se puede apreciar cómo la menor cae al pavimento sin que el conductor del vehículo donde viajaba se percate de ello.

La Policía dijo que la pequeña de dos años cayó del coche como consecuencia de una mala sujeción de la silla al asiento. Al volante se encontraba la madre de la bebé que continuó su camino sin darse cuenta del peligro. Según medios locales, podría enfrentarse a diferentes cargos.

Hasta el lugar de los hechos se desplazó una unidad médica por si la menor hubiese sufrido cualquier daño. Afortunadamente, la pequeña resultó ilesa.