Compartir

El debate político que mantuvieron este miércoles en TV3 los lideres de los partidos políticos que se presentan al Congreso por Barcelona comenzó con un momento de máxima tensión.

Los principales protagonistas fueron la candidata de Ciudadanos, Ines Arrimadas, la del Partido Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, y el director de TV3, Vicent Sanchis, que ejercía de moderador y que está procesado por participar en los preparativos del referéndum ilegal del 1 de Octubre.

La primera intervención de Arrimadas fue contundente. Tanto que le llevó escrita una carta de dimisión.

“Estamos en una situación anómala y una de ellas es que la televisión pública de Cataluña es una maquinaria separatista. Y es una anomalía, y se lo tengo que decir, que usted no solo está procesado por poner esta casa al servicio del golpe de Estado que se produjo sino que además está reprobado por el Parlamento de Cataluña desde el año 2017 […]. Incluso el Parlamento de Cataluña le ha dicho que se vaya y usted sigue aquí cobrando los 110.000 euros que cobra. Eso es una anomalía y yo le pido que deje de ser el conseller de Propaganda del Govern. Y como quiero facilitarle las cosas, le he redactado la carta de dimisión para que usted cumpla con lo que dice el Parlament y, sobre todo, con lo que dice la Justicia”.

Sanchis le respondió diciendo que él no estaba para debatir y que si “la Junta Electoral aún no ha dicho nada y prevalece la presunción de inocencia”.

La representante del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, que acudió vestida de amarillo al debate, también cargó contra Sanchis.

“Usted es jefe de esta casa, de TV3, y está procesado por desobediencia en una operación de asalto a la legalidad constitucional”, aseguró.