Quantcast

PP y PSOE esperan la dimisión de Lesmes para las próximas semanas

La situación actual del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) es insostenible. Tanto, que llevará a Carlos Lesmes a dimitir en las próximas semanas. Una dimisión que podría poner en evidencia, no sólo el hastío del magistrado ante la falta de renovación del CGPJ, sino también la falta de entendimiento entre los principales partidos políticos, PP y PSOE, ante esta cuestión.

Carlos Lesmes es, sin duda, una de las figuras más relevantes en el panorama judicial nacional. Y es que, actualmente, el magistrado ostenta los cargos de presidente del Tribunal Supremo, así como de presidente del CGPJ. Un último cargo que lleva ostentando en funciones desde 2018.

Y es que la falta de entendimiento entre los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, ha provocado que no se haya podido realizar la renovación del órgano judicial en los últimos años, a pesar de la presión de los integrantes del Consejo, así como de la propia ciudadanía, por la necesidad de llegar a un acuerdo.

Acuerdo entre PP y PSOE que no llegaba con la pandemia del coronavirus; ni con la incipiente crisis económica. Tampoco con la situación crítica provocada por la guerra de Ucrania y Rusia, y que ha provocado que muchos pierdan la confianza en que este acuerdo se produzca de cara al Consejo General del Poder Judicial, ya que en los últimos cuatro años, no ha habido acercamiento de posturas entre ambos partidos con este fin. Algo que parece haber agotado la paciencia del presidente del CGPJ, quien, según fuentes, está a pocos días de presentar su dimisión del cargo, tras más de cuatro años de espera.

LESMES DIMITE CON UN CLARO MENSAJE A LOS PARTIDOS

Era el propio Carlos Lesmes quien advertía de la situación al comienzo del año judicial, a principios de septiembre, en presencia del rey Felipe VI. Así pues, el magistrado aprovechaba el momento para avisar que dimitiría si no había avances significativos en la renovación del Consejo en los siguientes días.

Un anuncio, realizado el pasado 7 de septiembre, que de momento no ha tenido la respuesta esperada por Lesmes. Tampoco por el resto de integrantes del Consejo, en funciones desde hace más de cuatro años. Algo que ha llevado a Carlos Lesmes, según ha podido saber este diario, a preparar su dimisión como presidente del CGPJ, que se producirá antes de que finalice el mes de octubre.

Dimisión en la que Lesmes no ha dudado en culpar a los dos principales partidos políticos de la nación, responsables de la no renovación del órgano judicial. Así pues, a pocos días de dimitir, Lesmes no ha dudado en dar un auténtico «tirón de orejas» al PP y al PSOE.

En concreto, el magistrado habría exigido al Partido Popular que renovase el Consejo, abandonando sus intereses partidistas en el proceso, tal y como ha podido saber el diario Moncloa.com. Renovación que los populares prometían ante las cámaras, pero que no ha acabado produciéndose en los últimos años. Por su parte, Lesmes ha exigido al PSOE que le devuelva las competencias de hacer nombramientos, ya que la apuesta del socialista siempre ha sido acotar las funciones independientes del CGPJ.

EL «CONTROL POLÍTICO» MARCA EL FUTURO DEL CGPJ

Así pues, tras años de espera, Carlos Lesmes se encuentra preparando su salida del Consejo. Una salida que no parece sorprender en los partidos políticos, ya que su inacción, unida a las constantes advertencias del magistrado, no parece haber dado más solución a la complicada renovación del CGPJ.

Una falta de renovación que no sólo afecta a Lesmes, sino también al conjunto del Consejo General del Poder Judicial. Y, a su vez, a la eficacia de este órgano de forma independiente al poder político.

Una situación que no hace más que sembrar la polémica ante la gran intrusión de los partidos políticos en el CGPJ. Una intrusión que no sólo ha provocado que no se renueve este órgano en los últimos cuatro años, sino que también ha provocado que PP y PSOE busquen aparentemente utilizar el Consejo para beneficiarse políticamente. Una situación que ha acabado con la paciencia de Carlos Lesmes, quien abandonará la cámara.