Quantcast

Huevos con jamón: el truco para que el huevo frito no se te cuaje

Los huevos son el desayuno perfecto por excelencia y cuando se combinan con jamón, además de deliciosos, resultan más apetitosos para muchos. Esta combinación de sabores, aunque pueda resultar muy fácil de conseguir, en realidad tiene algunos trucos que permiten que queden aún más sabrosos. 

Si eres de los que disfruta de todo el sabor de los huevos con jamón, y buscas cómo los puedes preparar con un huevo frito cocido, pero jugoso, quédate a conocer el truco para que te quede perfecto y a tu gusto. 

 

Cómo terminar la cocción de los huevos

Huevos con jamón: el truco para que el huevo frito no se te cuaje

Cuando observes que las claras se han puesto de un color blanquecino, coloca las yemas de los huevos lo mejor centradas que puedas; así, además de jugoso, el plato de huevos con jamón quedará con una presentación perfecta. 

Puedes tomar un poco del aceite caliente con la ayuda de una cuchara y bañar con el mismo las yemas de los huevos; de este modo, la irás cocinando solamente por su parte más superficial, dejando en el interior una jugosidad increíble y deliciosa.