Quantcast

Consejos para plantar un aguacate desde el hueso

Tienes un espacio en tu jardín y te gustan mucho los aguacates, pues nada mejor que tener un árbol de esta fruta en tu casa. Puede ser que te parezca muy complicado hacer que este árbol logre retoñar para que lo puedas plantar, pero te aseguramos que es todo lo contrario, lo único que necesitas es un hueso de aguacate y seguir unos consejos bastante útiles que te daremos para que logres ese objetivo y puedas comer aguacates de su propio árbol.

¿Cuáles son las bondades que tiene el aguacate?

¿Cuáles son las bondades que tiene el aguacate?

El aguacate está entre las frutas más codiciadas y consumidas desde hace unos años. Las razones para ello son muchas, pero comencemos por su aporte nutricional y es que los beneficios que tiene el aguacate son muchos, comenzando por tener un alto porcentaje de potasio y de fibras, lo que ayuda a disminuir el nivel del colesterol y de los triglicéridos, además aporta vitaminas K, C, B5, B6, E y A al organismo.

Consumir aguacate con regularidad resulta muy bueno para en funcionamiento de tu corazón porque la grasa que tiene el aguacate es el ácido oleico, que es un ácido graso monoinsaturado que igualmente se encuentra en el aceite de oliva.

Ideal para dietas

Tomar aguacate ayuda a tu organismo a poder absorber mejor otros nutrientes derivados de otros alimentos vegetales, haciendo que se incremente el beneficio del consumo de los mismos. El consumo de aguacate te ayuda a perder peso y a controlar las comidas, porque posee un efecto saciante, de modo que sentirás menos hambre, impidiendo que te vayas a poner a picotear entre comidas, de modo que puedes beneficiarte de sus propiedades.

Pero si estos beneficios y aportes que te hemos mencionado no parecen ser suficientes para ti, tenemos que añadir que el sabor y la textura del aguacate son fáciles de integrar en cualquier preparación, debido a ello, el aguacate se ha convertido en un imprescindible en los supermercados y fruterías.

Sirve para todo

El tema está en que se trata de un fruto de temporada, por tanto, en algunos momentos del año sus precios se hacen prohibitivos, pero de todas maneras seguimos consumiéndolo constantemente, como crema en guacamole o salsas para mojar los nachos, lo cual no es tan saludable por el asunto de los nachos, ya que si los compras de bolsa, son productos procesados;  aguacate en batidos, en tostadas, en ensaladas y hasta en preparaciones caseras de tratamientos de belleza, como mascarillas para el cutis o el cabello.

Después de enterarnos de todo esto, la pregunta es ¿qué estas esperando para plantar tu propio árbol de aguacate en tu patio? Y probablemente la respuesta es que no tengas ni idea de cómo hacerlo, pero tranquila, que eso te lo vamos a explicar.

¿Qué necesito para plantar mi propio aguacate?

¿Qué necesito para plantar mi propio aguacate?

Pues, lo primero que debes tener es mucha paciencia. Así que si te has propuesto plantar tu propio árbol de aguacate, ten en mente que es una actividad seria, que requiere de tiempo y de cierta técnica. El procesado de plantar un aguacate tiene algunas fases que puede ser que inicialmente te lleven varias semanas, pero el resultado va a ser fantástico, aunque deban pasar unos 5 años para que tengas tu primera cosecha.

Elije el terreno adecuado y la época

Lo primero es elegir adecuadamente la época del año en que vas a plantarlo y lo normal es que sea en época de primavera, asegurándote de que el terreno en el que lo vas a plantar no es demasiado seco, ya que un árbol de aguacate necesita mucha agua para poder crecer.

El proceso de germinación de la semilla

La semilla del aguacate es ese hueso interno redondeado que siempre tiramos a la basura, y lo que debes hacer es que germine primero, antes de plantarla, para que luego se pueda desarrollar el árbol, que tendrá su primera floración a los 3 años, luego sólo quedará esperar otros 2 años para tener la primera cosecha. ¿Todavía quieres plantarlo? Entonces aprende como:

Primeros pasos

Tienes que hacer que la semilla o hueso interno germine. Se trata de un proceso muy sencillo, que puedes llevar a cabo en tu cocina y lo que vas a necesitar es un vaso que no vayas a usar más, agua, el hueso del aguacate, 3 o 4 palillos o un soporte, después necesitarás una maceta, abono y tierra, todo muy sencillo ¿no es cierto?

El soporte

Guarda el hueso del próximo aguacate que consumas y lávalo bien; compra un soporte para el aguacate o puedes decidir usar palillos. Cuando lo tengas todo, clávale al hueso del aguacate los 3 o 4 palillos de manera horizontal en el centro mismo del hueso, como si fueran unas hélices, dejando cierta separación entre ellos. Los palillos nos van a servir como soporte para lo que sigue.

El vaso con agua

Llena el vaso casi hasta arriba y coloca el hueso encima de él, de modo que los palillos lo sostengan del borde del vaso. La semilla debe quedar cubierta por el agua por la parte inferior y debe darle el aire por la parte superior, así que no se va a sumergir por completo en el agua.

A medida que vayan pasando las semanas, preocúpate de rellenar el agua que vaya faltando en el vaso y verás que el hueso va a ir agrietándose de manera progresiva en su parte superior, de la cual comenzará a salir el tallo de la planta.

Al salir el tallo

Deja que el tallo alcance unos cuantos centímetros de largo y ese será el momento en el que tendrás que sacar el hueso del agua para plantarlo, así que toma una maceta, abono y tierra y procede a plantar el hueso germinado, pero sin dejar que la tierra lo cubra por completo, trata de que la proporción sea la misma que tenía en hueso de aguacate en el vaso, entierra lo que antes estaba bajo el agua y deja expuesto lo que antes estaba en contacto con el aire.

A partir de aquí, lo que tienes que hacer es regarlo con suficiente agua de manera constante, y verás como de a poquito irá saliendo lo que en el futuro se convertirá en un gran árbol, por lo que cuando llegue a cierta altura, vas a tener que trasplantarlo desde la maceta al suelo del patio y ahora a esperar que florezca y a que dé frutos, que como ya te dijimos, ocurrirá en un lapso aproximado de 5 años.