Quantcast

Asesority Abogados cancela 212.883,71 euros € en Vigo con la Ley de Segunda Oportunidad

Asesority Abogados, despacho especializado en reclamaciones bancarias online y cancelar deudas, acumula desde su nacimiento en el año 2013 más de 2.000 sentencias ganadas por todo el territorio nacional luchando frente a los abusos de las entidades bancarias.

Así mismo, se ha convertido en un referente en la Ley de Segunda Oportunidad, cancelando deudas de personas físicas y autónomos.

En este caso, ha logrado cancelar deudas por importe de 212.883,71 euros. Ha sido el Juzgado de Primera Instancia nº 9 de Vigo el que ha dictado un Auto en fecha 22/07/22, acordando el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI).

El deudor acumulaba 215.486,40 euros de deudas, de préstamos, tarjetas, microcréditos y deuda con la Seguridad social de la cuota de autónomo de su actividad, tenía un bar que cerró hace años.

Incapaz de hacer frente a los pagos, decidió optar por Asesority para acogerse al mecanismo de Segunda Oportunidad, y así poder empezar de cero libre de deudas.

El importe de la deuda con la Seguridad Social, fue reducido sólo al principal sin intereses ni recargos, y al tratarse de crédito público y por tanto considerado como crédito privilegiado, fue sometido a un plan de pagos a cinco años, con una cuota mensual de apenas 30 € más que asequible para el deudor.

Con este mecanismo, aún gran desconocido en nuestro país, se está ayudando a muchísimas personas a librarse de las deudas y poder empezar de cero, y volver a la vida económica saliendo de la situación de insolvencia.

La Ley de Segunda Oportunidad, se regula por la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad y por el Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Concursal, y trata de dar solución a las personas físicas, ya sean particulares, autónomos o empresarios, que no pueden atender el pago de deudas a proveedores, préstamos, tarjetas de crédito, hipoteca, alquileres, Seguridad Social o Hacienda.

Cumpliendo una serie de requisitos, como haber actuado de buena fe, haber procurado un acuerdo extrajudicial previo y que el importe debido no sea superior a los 5 millones de euros, se puede conseguir exonerar las deudas de particulares y autónomos.

En muchas ocasiones, cuando las deudas no son muy elevadas, se puede evitar tener que solicitar la Ley de segunda oportunidad, reclamando la nulidad de intereses de tarjetas revolving y préstamos por usura y falta de transparencia. Con la nulidad de los intereses se reducen las deudas e incluso se pueden cancelar y recuperar todo lo pagado que supere la cantidad recibida.