Quantcast

El 15 de agosto es el día en que celebramos la Asunción de la Virgen María

Hoy es un día de grandes celebraciones no sólo en España, sino en todos los países que han adoptado al catolicismo como religión oficial, porque recordamos uno de los momentos más importantes en la vida de la Virgen María, que fue su Asunción a los Cielos. También es el onomástico de todas las damas que hayan sido bautizadas con el nombre de Asunción, así que si conoces a alguna, ya que es un nombre común en nuestro país, que no se te vaya a olvidar felicitarla.

La Asunción de la Virgen María

La Asunción de la Virgen María
A 3882

Se trata quizás del evento más importante en la vida de la madre de Jesús, el momento en el que ascendió a los cielos, habiendo aceptado que ya era el momento de reunirse con su hijo al lado del Padre Celestial, siguiendo los pasos de Jesús. La Asunción de la Virgen María es una manifestación de la fe y la esperanza en su hijo. Aunque su ascenso a los cielos fue diferente que el de Jesús, quien al ser hijo directo de Dios pudo ascender por sí mismo ante Reino de su padre, mientras que la Virgen tuvo que ascender con la ayuda de los ángeles, por carecer de un halo de divinidad.

La Asunción de la Virgen María es uno de los eventos más relevantes que se conmemoran de la vida de la Virgen, al lado de la Visitación y de su divina Concepción por obra y gracia del Espíritu Santo. En esta celebración, conmemoramos el momento en el que la Virgen María se despide de su vida terrenal, siendo elevada en cuerpo y alma a su especial posición en el Reino de los Cielos, desde donde intercede por todos los que somos sus hijos que estamos aquí en la Tierra. Se trata de un evento que se encuentra recogido en el De Obitu S. Dominae, que data de entre los siglos IV y V, e igualmente está incluido en el libro Transitu Virginis. El primero en conmemorar este evento fue San Gregorio de Tours, en uno de los primeros sermones del Occidente, aunque hoy ese acontecimiento también es celebrado en el Oriente, tal como dejó constancia de ello el papa Benedicto XIV en De Festis B.V.M., I viii, 18.

Otro nombre con el que se conoce a la Asunción de la Bienaventurada Virgen María  es el de la Virgen del Tránsito, al pasar a la otra vida, siendo definido como un dogma de la fe, que es una verdad considerada irrefutable, que fue revelada por Dios y que es reconocida por las sagradas escrituras, tal como lo definió el Papa Pío XIII el día 01 de noviembre de 1950, describiéndolo como el “fin del curso de su vida terrenal, fue asunta en cuerpo y alma a la gloría del cielo”. Es tal el privilegio que le fue concedido a la Virgen María con su asunción, que para ella no será necesaria una resurrección, que es lo que todos esperamos cuando llegue el final de los tiempos, porque ella fue ascendida en cuerpo y en alma, siendo de origen humano sin poseer una naturaleza divina, de modo que ha conservado su cuerpo en el Reino de Dios, junto a su hijo.

En España las fiestas de la Asunción de la Virgen María se celebran por doquier, desde Madrid en Miraflores de la Sierra, o en el barrio La Latina, donde se celebra la famosa Verbena de la Paloma, pasando por Elche donde se celebra La Blanca Paloma, por Alicante con la celebración del Misteri d’Elx, también por Sevilla con su Virgen de los Reyes, en Salamanca donde en La Alberca se realiza el baile del Diagosto y hasta en Tenerife con las celebraciones a Nuestra Señora de la Candelaria.