Quantcast

Calamares en su tinta: los pasos que debes dar para que no sea incomible

Los calamares son deliciosos, nutritivos y versátiles y una de las maneras en las que más ricos se preparan es en su tinta; no obstante, aunque este plato puede ser muy demandado, la verdad a la hora de prepararlo en casa el mismo suele causar cierto temor, ya que se piensa que es difícil de conseguir un plato atractivo y delicioso.

Con la siguiente receta podrás preparar un plato de calamares en su tinta que será no solamente divino, sino también atractivo a la vista; así que anímate a prepararla con margen de error cero y deléitate junto a tus invitados.

 

Comienza con la limpieza de los calamares

Calamares en su tinta los pasos que debes dar para que no sea incomible

Lo primero que debes hacer es limpiar muy bien los calamares. Hacerlo es más sencillo de lo que crees; y simplemente consiste en sujetarlo muy bien y tirar de las patas. Verás que las tripas salen fácilmente. Si es necesario, introduce tus dedos y remueve un poco para que todo se despegue.

Retira la plumilla del interior y también hala la piel para despegarla por completo. Corta debajo de los ojos y desecha todo lo que no sea parte de los tentáculos. Entre las partes que se desechan, notarás la existencia de una bolsita que luce de color metalizado; esa es la bolsa de tinta. Puedes usarla o comprar una comercial. Conoce el proceso de limpieza de calamares a profundidad.

Una vez que tengas los calamares completamente limpios, ponlos en un escurridor para que eliminen todo el exceso de agua y puedan quedar muy bien cocidos. Eliminando el agua, evitas que queden gomosos al cocinarlo, lo cual es un error frecuente que arruina el plato.