Quantcast

Sanz Roldán cree que “no hay que llevar a Rusia a la desesperación” porque tiene armas nucleares

La guerra de Ucrania ha entrado en una fase de estabilización en la zona del Dombás con más de cuatro meses de enfrentamientos. Sin embargo, Rusia está amenazando con tomar acciones contra Lituania por bloquear el paso de sus trenes por su territorio y cortar el suministro del gaseoducto que llega a San Petersburgo. No hay que olvidar que este país báltico forma parte de la OTAN, por lo que la alianza se vería obligada a responder militarmente.

El exJEMAD y exdirector del CNI, Félix Sanz Roldán, ha pedido tener cuidado a la hora de gestionar la victoria, respecto al conflicto armado con Rusia, y no llevar a este país a la “desesperación”, teniendo en cuenta que tiene armas nucleares.

Así lo ha indicado Sanz Roldán preguntado, durante su participación en el XXXIV Seminario Internacional de Seguridad y Defensa que se celebra en Toledo, sobre cómo va a ser la relación con Rusia una vez terminada la guerra.

Tras asegurar que es difícil saber cómo va a quedar el orden mundial, sí ha augurado que por un tiempo “Rusia” será un país “apestado políticamente” y tendrá un futuro “muy complejo”, aunque esta situación, como todas, no será eterna.

El que fuera responsable del Centro Nacional de Inteligencia, que ha defendido que en ocasiones las causas de las guerras han sido la mala administración de la guerra anterior, ha insistido en que a Rusia le espera un futuro “malo”, por lo que ha incidido en la necesidad de administrar bien la situación. “No es aconsejable llevarla a la desesperación, porque una vez desesperada vaya a saber usted qué puede pasar“, ha advertido.