Quantcast

Sindicatos y patronal llegan a un principio de acuerdo para el convenio del metal en Cantabria

Tras más de dos semanas de huelga, las negociaciones entre los sindicatos y la patronal han alcanzado un principio de acuerdo para desbloquear el convenio del metal en Cantabria. Estas protestas han movilizado a más de 20.000 trabajados en sus diecinueve días de paros.

Tras más de una decena de intentos frustrados entre las partes, la reunión promovida este lunes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social del Gobierno de España, bajo la batuta de su directora general de Trabajo, Verónica Martínez, ha dado sus frutos y las partes han alcanzado un principio de acuerdo que ahora tendrá que ser ratificado por los trabajadores del metal en asamblea.

La reunión, celebrada en la Delegación del Gobierno desde las cinco de la tarde y hasta casi entrada la medianoche, se ha saldado con la firma de un principio de acuerdo que incluye los siguientes incrementos salariales: 3,5% para 2021 más una paga de 250 euros; 4,5% en 2022 con una cláusula de revisión salarial del 65% sobre el IPC real más el cobro de atrasos del 8%; y para 2023 y 2024 una subida salarial del 3% con una cláusula de revisión salarial del 85% sobre el IPC.

Además, se garantiza el mantenimiento de los derechos ya adquiridos, es decir, que no se toca ni el plus de distancia ni el contrato de relevo, las líneas rojas de las tres organizaciones sindicales desde el primer momento de la negociación, han informado los sindicatos en nota de prensa.

UGT-FICA, CCOO de Industria y USO, los sindicatos que componen la comisión negociadora, han reconocido que se ha tratado de una negociación “complicadísima” y “con diferentes vaivenes” que han obligado a mantener la huelga indefinida durante muchos días con el fin último de mantener un buen convenio, mejorar las condiciones salariales y consolidar los derechos ya adquiridos de las más de 20.000 personas que trabajan en el sector en Cantabria.

Ahora es el turno de los y las trabajadoras afectadas. Son ellos quienes tienen la última palabra y por ello convocaremos con la mayor urgencia posible una asamblea para votar y ratificar o no este principio de acuerdo alcanzado y desconvocar la huelga, que se mantendrá activa hasta ver las decisiones que se adoptan en asamblea“, han señalado los sindicatos.