Quantcast

España ha enviado mil militares más a misiones de la OTAN desde la invasión de Ucrania

España ha aumentado en un millar los efectivos desplegados en misiones de la OTAN durante el primer semestre del año. Esta cifra ha coincidido con el inicio de la invasión de Ucrania y el aumento de las misiones de disuasión en el flanco este de la Alianza para hacer frente a la amenaza rusa.

Las Fuerzas Armadas iniciaron el año con un despliegue de 685 militares en las distintas operaciones internacionales de la Alianza Atlántica. Y en el mes de junio, esa cifra supera los 1.600 militares tras paulatinos aumentos, según datos del Ministerio de Defensa.

Aunque no solo participan en misiones de disuasión en la frontera con Rusia, la invasión de Ucrania fue el detonante para este incremento de tropas en respuesta a la llamada de los países bálticos para aumentar las capacidades ‘aliadas’ en sus territorios.

La misión que ha registrado el mayor aumento ha sido la de Letonia, en la que España participa desde el año 2017. Los 350 efectivos allí desplegados crecieron hasta el medio centenar a mediados del mes de marzo y este mes de junio alcanzarán los 600 tras la decisión de Defensa de reforzar la misión con una batería de misiles.

Esta operación nació en la Cumbre de Varsovia del año 2016 tras la decisión de la OTAN de mantener una presencia permanente en los países bálticos para “prevenir posibles conflictos, proteger a los aliados y preservar la paz y estabilidad más allá de las fronteras de la Alianza”.

En este mismo marco se encuadran las misiones de policía aérea, en las que España participa anualmente con despliegues de tres meses del Ejército de Aire. Su misión es la vigilancia del espacio aéreo aliado, con la disuasión de las aeronaves, siempre rusas, que vuelan sin cumplir con los planes internacionales.

La novedad ha sido este año el despliegue por primera vez en Bulgaria para vigilar el cielo del Mar Negro. Hasta allí se desplazaron un total de 130 efectivos con cuatro aviones de combate Eurofighter. A esta operación la siguió una misión en Lituania con ocho cazas F-18, el mayor despliegue español en una operación de estas características.

Pero además, entre el 22 de agosto y el 12 de septiembre está previsto el despliegue de cuatro Eurofighter en Amari, Estonia, en apoyo del destacamento aéreo alemán en dicho país y para realizar actividades de interoperabilidad de Eurofighter alemanes y españoles. España culmina así un despliegue inédito de tres misiones de policía aérea en un mismo año.

PRESENCIA NAVAL EN EL MEDITERRÁNEO

Este mismo lunes, la fragata ‘Sea Guardian’ de la Armada se incorpora a la operación ‘Sea Guardian’ de la OTAN, dedicada a combatir el terrorismo en el Mediterráneo y el conocimiento del entorno marítimo.

España también cuenta con buques encuadrados en las agrupaciones navales permanentes de la Alianza en el Mediterráneo y el Mar Negro, aunque en ningún momento han accedido a la zona de conflicto para evitar cualquier ‘roce’ con Rusia.

Por último, España está presente en la misión de la OTAN desplegada en Irak, que aspira a liderar el próximo año, y también mantiene una batería antimisiles Patrol en Turquía desde el año 2014, con un despliegue de 150 efectivos.