Quantcast

Maroto adelanta una mejora del preacuerdo con Siro para recuperar poder adquisitivo

Las negociaciones entre el Comité de Empresa, los trabajadores de Siro y el Gobierno de España no cesan. Se está intentando por todos los medios que no se cierre la fábrica de la localidad palentina de Venta de Baños. Y es que la compañía galletera no está pasando por su mejor momento, por lo que podría dejar a más de 100 personas sin trabajo. Para que esto no suceda, los empleados tienen que ceder ante las condiciones impuestas por la empresa.

El preacuerdo que debaten este sábado las tres plantas de Grupo Siro en Castilla y León contempla la recuperación del poder adquisitivo para hacer frente a cuatro años de congelación salarial, una política de bajas incentivadas y una mejora del plan industrial por valor de 100 millones de euros.

Estos son algunos puntos del documento que se pone encima de la mesa de las fabricas de Toro, Venta de Baños y Aguilar de Campoo y cuyo contenido ha desvelado, en declaraciones de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

La dirigente socialista ha visitado este sábado la industria zamorana, donde ha enumerado parte de las mejoras para los trabajadores introducidas en el preacuerdo con el inversor. “Estamos hablando de recuperar la pérdida de poder adquisitivo y también de aplicar una política de bajas incentivadas, que resulta muy importante“, ha señalado. “No obstante, cada planta tiene su propia problemática y eso también hay que analizarlo“, ha manifestado.

En algunas fábricas, de acuerdo con lo explicado por Reyes Maroto, los trabajadores “van a recuperar más de lo que pierden como consecuencia de la contención salarial”, aunque para ello primero hay que votar que sí al acuerdo. “La situación es crítica”, ha desvelado la ministra.

El documento, además, incluye una mejora del plan industrial “donde el inversor se compromete a poner 100 millones de euros” encima de la mesa. “Eso nos va a permitir, no solo garantizar la viabilidad de la empresa, que es fundamental, sino invertir en las plantas que están en peligro”, ha señalado Maroto. “Un plan de inversión que nos daría garantías de que realmente estamos hablando de futuro y que esto no va a servir únicamente para contener la hemorragia, sino para seguir adelante”, ha añadido.

Los trabajadores de Siro no han cobrado la nómina del mes de mayo y este plan inversor supondría que la Tesorería “tendría dinero para hacer frente a esa nómina y también a la de junio”. En caso de no salir adelante, “la situación es de entrar en concurso”, como así ha defendido Reyes Maroto.