Quantcast

Más de cien efectivos terrestres trabajan para controlar el incendio de Pujerra (Málaga)

Siguen trabajando más de cien efectivos terrestres junto a vehículos pesados y medios aéreos del Plan Infoca para controlar el incendio forestal iniciado el pasado viernes en el municipio de Pujerra, en Málaga, y que ya ha destruido unas 3.500 hectáreas de superficie forestal de Pujerra, Júzcar y Benahavís.

Las labores de esta cuarta jornada, según han informado desde Infoca a Europa Press, se centran en eliminar los puntos calientes dentro del perímetro, con especial atención a la zona norte para consolidar la línea de control y a la zona noroeste, que esperan tener controlada a lo largo de la mañana ante la previsión de un aumento del viento de levante a la tarde. En el sur los equipos enfrían la zona.

Para ello, la mañana ha comenzado con un vuelo de reconocimiento para tener una foto fija desde el aire de la zona y localizar los puntos calientes. Tras una noche dura en la que más de cien efectivos no han cesado en los trabajos de extinción, el contingente de este sábado cuenta con medios por tierra y aire.

En concreto, trabajan más de un centenar de efectivos terrestres, con 16 grupos de bomberos forestales, un Brica, seis técnicos de operaciones, tres agentes de medioambiente, un subdirector COP Málaga, un técnico de supervisión y tres encargados; a los que se suman tres helicópteros de extinción, 12 autobombas, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), una unidad medicalizada (UMIF) y una Unidad Avanzada de Análisis y Seguimiento de Incendios (Unasif).

El incendio se declaró en la tarde del miércoles en el paraje de La Resinera. El Teléfono 112 recibió la primera de más de una treintena de llamadas sobre las 15.04 horas. La delegada en funciones del Gobierno de la Junta en Málaga, Carmen Casero, activó a las 17.05 horas el nivel 1 del Plan de Emergencia por Incendios Forestales en su fase provincial, si bien posteriormente, la evolución desfavorable del fuego y las complicadas condiciones meteorológicas hicieron que el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, activara el nivel 2 del plan y solicitara el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Así, se han desplegado hasta casi mil efectivos que han trabajado intensamente en las labores de extinción, hasta dar por estabilizado el fuego este pasado viernes a las 09.00 horas y que pasara a nivel 0. Durante los trabajos, tres bomberos forestales del Plan Infoca resultaron heridos con quemaduras de diversas consideración, dos de ellos fueron dados de alta y un tercero evoluciona de forma favorable en el hospital.

Las llamas provocaron el desalojo de casi 2.000 personas de cinco núcleos poblacionales distintos, entre ellos el casco urbano de Benahavís y las urbanizaciones Montemayor, Marbella Club, Benahavís Hills y seis familias del núcleo de diseminados de Velerín Alto.

Para atender a los vecinos afectados se acondicionó como albergue la carpa municipal de San Pedro de Alcántara, donde se trasladaron en autobuses y vehículos los afectados. Cruz Roja desplegó 35 profesionales y dotó al albergue con camas y unidades de higiene para los afectados. La carretera A-7175 se vio afectada por el incendio y quedó cortada hasta la noche del jueves, cuando comenzaron a regresar los primeros desalojados.