Quantcast

Mantenimientos de sistemas de refrigeración, por Galván Frío Industrial

Todas las compañías que usan la refrigeración como parte fundamental en su manufactura conocen la importancia de aplicar los mantenimientos de sistemas de refrigeración convenientes para alargar la vida útil del equipo, así como también para conservar un proceso de fabricación más optimizado.

Conociendo esta importancia, Galván Frío Industrial presenta un servicio de mantenimiento preventivo y correctivo para los equipos más complejos de las industrias de producción.

Todo sobre el mantenimiento de sistemas de refrigeración

Los equipos que intervienen en un sistema de refrigeración empresarial están diseñados para trabajar en continuo funcionamiento y establecer resultados de alto rendimiento. Si bien la fabricación del sistema compone todo lo necesario para mantenerse en constante actividad, el mantenimiento es la clave para que funcione en las mejores condiciones posibles.

De esta manera, existen dos tipos de mantenimientos que se aplican a todo sistema de refrigeración, sin importar el tipo de fábrica. Inicialmente, el preventivo es un mantenimiento programado en el que se revisan todos los elementos del equipo de forma periódica, para determinar si hay algún engranaje que está fallando y reparar otro que esté propenso a alguna avería futura. En general, se recomienda mantener este tipo de revisión de modo constante para evitar daños en el equipo. Por lo tanto, las empresas que deciden saltárselas, se ven obligadas a detener su producción e implementar un mantenimiento correctivo para reparar los errores en el equipo técnico que pueden implicar una pérdida de tiempo.

El mantenimiento como una medida de prevención para la industria

Es importante conocer que todos los elementos que componen cualquier sistema de refrigeración son propensos a fallar, tanto por su flujo de funcionamiento como por su ubicación. En relación con este último, los equipos más grandes, que se ubican en el exterior de la fábrica, pueden sufrir mayores daños, ya que están expuestos y pueden depender de los factores ambientales.

De modo general, estas máquinas manejan condensadores como base que proporcionan la energía principal, por lo que se deben revisar para evitar daños a largo plazo por cuestiones eléctricas. Por su parte, las rejillas también se debe controlar que no estén obstruidas, consumiendo polvo u otros componentes que se encuentren alrededor.

Con más de 30 años en el sector y grandes industrias a nivel nacional que avalan su servicio, Galván Frío Industrial proporciona un servicio completo de ambos procesos de mantenimiento para fortalecer el proceso de fabricación, disminuir los daños a largo plazo y mejorar la eficiencia energética de la compañía.