Quantcast

¿Qué son las cuevas de sal?

Las cuevas de sal son espacios que recrean el microclima de las minas de sal y que tienen fines terapéuticos para el tratamiento de diversas patologías respiratorias y dermatológicas.

En España, unas de las más destacadas son las cuevas de Salt Room Spain, una firma de haloterapia que ha abierto centros en diversos lugares. Hasta ahora, cuenta con sedes en Madrid, Torrejón, Getafe, Villalba, Móstoles, Pinto, León, Malagón y Vitoria.

Los beneficios de la haloterapia

El objetivo de permanecer dentro de las cuevas de sal es relajarse mientras se respiran o se reciben en la piel micropartículas de sal. La haloterapia es una terapia natural complementaria perteneciente a la medicina alternativa y que ha sido muy recomendada para patologías como el asma, la alergia, sinusitis, rinitis, bronquitis o la dermatitis. También es aconsejada para reducir los ronquidos, el riesgo de catarros o gripes y la bronquiolitis. Salt Room ha combinado el ambiente de las cuevas de sal con los servicios de un spa y centro de tratamiento. Estos lugares están concebidos para la relajación y el confort de las personas que los visitan.

Los especialistas explican que el aire de estas instalaciones está saturado de sal y tiene un nivel de humedad, temperatura y ventilación adecuado. Todo ello crea un ambiente aséptico que elimina los virus y las bacterias, causantes de muchas enfermedades. La empresa asegura que sus tratamientos se basan en fundamentos médicos conocidos desde la antigüedad.

Un tratamiento programado

Los expertos de Salt Room Spain, fundada en el año 2015, aseguran que los tratamientos son muy efectivos. Las estancias y la cantidad de las mismas están regladas en función de la patología que padezca cada paciente. Cada una de las sesiones tiene una duración de 50 minutos para adultos, 40 para niños, y la terapia completa puede requerir de 10 a 15 sesiones.

Para lograr una mayor efectividad, la haloterapia recrea un ambiente totalmente relajante que invita al descanso, a través de musicoterapia y cromoterapia.

Las cuevas de sal son ambientes secos, estériles, herméticos e ionizados negativamente. Todo ello gracias a la propulsión generada por los halogeneradores que bombean el aire saturado con sal de roca. Como las micropartículas permanecen suspendidas en el aire, son muy fáciles de inhalar o de absorber a través de la piel.