Quantcast

Olga Moreno no se pronuncia sobre su distanciamiento con Rocío Flores

Dejando a un lado su dolor por su separación de Antonio David y por la traición del malagueño con Marta Riesco, Olga Moreno da la cara por su exmarido en la portada de la revista ‘Semana’ y, poniendo de nuevo el foco en Rocío Carrasco, ‘denuncia’ que la docuserie de la hija de Rocío Jurado «destrozó» a su familia y marcó un antes y un después en sus vidas.

«La gente no puede hacerse una idea de lo que se ha vivido en mi casa» confiesa la sevillana que, por primera vez – ya que ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ se emitió cuando ella estaba en ‘Supervivientes’ ajena a todo – se pronuncia sobre lo que supuso el desgarrador testimonio de Rocío Carrasco para Antonio David: «No sé como está vivo con el acoso que le han hecho» afirma en las páginas de ‘Semana’.

Lejos de cargar contra su exmarido o contra Marta Riesco, Olga demuestra una vez más su lealtad al padre de su hija Lola y no duda en salir en su defensa, asegurando que «no es un maltratador» y que no sería capaz ni de «matar a una mosca». «Me ha tratado espectacular. He vivido 22 años con él y he tenido un marido ejemplar en ese aspecto» mantiene dolida por todo el daño que se ha hecho en los últimos tiempos a Antonio David.

Sobre Rocío Carrasco, Olga no quiere meterse en si es o no una mujer maltratada, pero sí asegura tajante que «no se cree nada de la docuserie«. «Sé lo que tengo en mi casa» apunta.

Además, la sevillana aclara que si no ha formalizado su separación no es como se ha dicho por el juicio por alzamiento de bienes al que se enfrenta Antonio David – con el que mantiene que ella no tiene nada que ver – sino simple y llanamente «porque no nos hemos sentado a hablarlo».

Unas declaraciones que darán mucho que hablar y sobre las que Olga, en Sevilla refugiada en su familia y disfrutando de la Feria de Abril, prefiere no pronunciarse, guardando silencio tanto sobre su exclusiva como sobre el enfrentamiento de Marta Riesco y Rocío Carrasco.

Muy seria, la sevillana tampoco ha querido entrar en las informaciones que apuntan a que está distanciada de Rocío Flores desde la publicación hace una semana de su primera exclusiva y, con un «venga chao» deja en el aire si ha podido hablar con la influencer o si es cierto que ha perdido 8 kilos por el disgusto de comprender que su relación con la hija de Antonio David podría haber cambiado para siempre.