Quantcast

Qué es la ley de la oferta y la demanda

Se trata de una regla universal en la que se basan todos los mercados, porque es la que rige el precio en el intercambio de productos, y da igual el tipo de régimen o de mercado que tenga un país, sea capitalista, socialista o comunista, esta ley es la que determina el costo del intercambio de los bienes y servicios entre los proveedores y los consumidores.

Para informarte mejor sobre qué es y cómo funciona la ley de la oferta y la demanda, sigue leyendo este artículo, porque te vas a enterar de cosas muy interesantes.

La ley de la oferta y la demanda

La ley de la oferta y la demanda

Si queremos definirla desde el punto de vista de las ciencias económicas, la ley de la oferta y de la demanda, no es una sola, sino que son dos, la que rige la oferta y la que rige la demanda y son la base de todo intercambio económico en un mercado, y es la que va a determinar los precios de los bienes y de los servicios, en función de cuantos proveedores los frecen y cuantos clientes desean adquirirlos.

Por decirlo en palabras más sencillas, esta es la ley que fija los precios de los productos y de los servicios y funciona de la siguiente manera, a menor cantidad de productos o de servicios, mayor será el costo para los consumidores. Por eso no cuesta lo mismo comprar una mandarina en determinadas temporadas del año que en otras, ya que, en los meses de frío, las mandarinas o los frutos cítricos no están en temporada, así que habrá muy pocos en el mercado, lo que encarece su precio, o puede ser que la que estés comprando sea importada de un país tropical, lo que las encarece más.

¿Cómo se fija el precio de un producto o de un servicio?

De manera que el precio se fija entre los que están dispuestos a ofrecer un determinado servicio o producto y los que estén dispuestos a comprarlo, siempre y cuando, debemos advertir, nos estemos refiriendo a un libre mercado, porque hay rubros o sectores en los que existen organismos gubernamentales que intervienen y fijan un monto máximo de precios.

¿Qué es el punto de equilibrio?

Pero, volviendo a un sistema libre de mercado, el precio de un bien o un servicio será fijado cuando se llegue a lo que se conoce como punto de equilibrio, que no es otra cosa que cuando los productores o prestadores de servicios están dispuestos a producir un determinado número de productos o servicios y los consumidores están dispuestos a adquirirlos siempre, por lo que el precio de mercado se estabiliza.

Pero el sostenimiento de ese punto de equilibrio es muy frágil y lo estamos observando en este momento, en el que, por causa de un conflicto armado a muchos kilómetros de distancia, el precio de mercado de los cereales o el precio del gas o el de la gasolina se incrementan, como consecuencia de que al mercado no está llegando la misma cantidad de cereales, o de gas o de gasolina, entonces los consumidores tendrán que pagar un mayor valor por el cereal que quieran comprar o por el tanque de gasolina de su coche, o en la factura de la electricidad.

¿Cómo está expresada la ley de la oferta y la demanda en términos de Economía?

Si todos los factores permanecen constantes (ceteres paribus), la ley de la demanda indica que cuando el número de productos o servicios demandados disminuye, el valor de los mismos se incrementa. Por otro lado, la ley de la oferta establece que, si todos los demás factores permanecen constantes, el número de bienes o de servicios ofrecidos en el mercado se incrementará si su precio se eleva.

Si colocáramos en un gráfico de curvas, una que representara a la demanda y otra que representara a la oferta, veríamos cómo influyen ambos factores en el costo de un bien o un servicio, y cada vez que se intersecten tendremos allí un punto de equilibrio en un momento dado en el mercado.

¿Es posible alcanzar un punto de equilibrio?

¿Es posible alcanzar un punto de equilibrio?

Para poder explicar este aspecto, es necesario entender dos elementos que perturban la posibilidad de que éste sea alcanzando, que son:

  • El exceso en la demanda: Ocurre cuando existe escasez de productos o de servicios, quiere decir que los mismos están siendo ofrecidos a un valor menor que el que podría ser considerado como su punto de equilibrio. Para que nos entendamos, que el artículo está muy barato y todo el mundo lo compra, y cuando esto pasa, la cosa se trastoca, porque llegará un momento en el que los prestadores de servicios o productores no podrán satisfacer la demanda, el producto o servicio va a comenzar a escasear y su valor se incrementará, porque habrá muchos compradores y poco producto, teniendo que ajustarse el mercado a sus posibilidades, lo que fijará el punto de equilibrio entre lo que estén dispuestos a pagar los consumidores y lo que quieren cobrar los productores o prestadores de servicios.

Por ejemplo, ya existe la predicción de que, dentro de cuatro años, el 50% de las ofertas de empleo de las empresas solicitarán formación profesional. Y por si te lo estabas preguntando, la fuerza de trabajo también es un bien que se ofrece en el mercado,

  • El exceso de la oferta: Esto quiere decir que en el mercado hay más productos o servicios disponibles de los que los consumidores necesitan o pueden adquirir, por lo que probablemente el valor del producto o del servicio esté aumentado, superando el punto de equilibrio, de modo que lo que va a ocurrir es que los productores o prestadores de servicios comenzarán a bajar sus precios, hasta llegar al punto de equilibrio que estén dispuestos a pagar los consumidores. Por eso puedes buscar quien tiene los yogures más baratos.

¿Cómo puede afectar la competencia a la ley de la oferta y la demanda?

Las diferencias entre la demanda y la oferta son las que afectan la subida o bajada de los precios, pero también la competencia que pueda establecerse entre los productores o prestadores de servicios puede influir en la fijación de ese precio, porque se pueden poner en práctica ciertos tipos de competencia en detrimento de los demás productores, con la finalidad de que los precios bajen, aunque el competidor desleal incluso esté corriendo el riesgo de sufrir pérdidas, si su objetivo es sacar a los demás del mercado.

Esto hará que el precio baje y que no sea rentable para otros competidores a prestación de un servicio o la producción de un bien y abandonen su actividad. Pero lo que al poco tiempo esto puede provocar es un monopolio o un oligopolio, que hará que los precios suban y que el competidor que permaneció en el mercado recupere las pérdidas asumidas y se enriquezca de forma más rápida.