Quantcast

Iglesias critica que se abusó de la figura de Fernando Simón durante la pandemia

El exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias ha criticado este lunes que «se abusó» durante la pandemia de la figura de Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad.

A juicio de Iglesias, se expuso a Simón de una manera excesiva dada su condición de funcionario público. Lo ha señalado el exlíder de Podemos en una entrevista en Rac1, junto al exministro de Sanidad y líder del PSC, Salvador Illa, y la exconsellera de Salud y diputada de ERC en el Parlament, Alba Vergés.

En el segundo aniversario de la declaración del primer estado de alarma, el 14 de marzo de 2020, por el coronavirus, Iglesias ha resaltado que como miembro del Gobierno tuvo que tomar decisiones sobre la protección del empleo y la infancia, pero que eran Pedro Sánchez e Illa quienes tenían mayores responsabilidades: «Por las competencias que tenía, no me correspondía tomar grandes decisiones«.

Ha asegurado que recuerda el cariño y la solidaridad de esa época, en sus palabras, aunque en el Gobierno pudieron «no estar de acuerdo en todos los momentos«, mientras que Illa ha añadido que se sintió muy próximo a los posicionamientos de Iglesias dentro del Gobierno.

Iglesias ha agregado que, para él, uno de los peores momentos de la pandemia fue cuando un médico del Hospital Gregorio Marañón de Madrid le llamó para decirle que estaba muriendo «gente que no tenía que morir« porque no tenían los medios adecuados para tratarles.

ILLA MUESTRA «ALIVIO» POR LA SITUACIÓN ACTUAL

Por su parte, el exministro de Sanidad y primer secretario del PSC ha defendido las medidas que tomó el Gobierno en marzo de 2020 ante el estallido de la pandemia del Covid-19, ahora que se cumplen dos años de la primera declaración del estado de alarma: «Creo, con la perspectiva del tiempo, que hicimos lo que teníamos que hacer«.

Illa ha expresado su «alivio» por el hecho de que la situación epidemiológica haya mejorado, y ha asegurado que una de las decisiones más difíciles de tomar fue el endurecimiento del confinamiento domiciliario para reducir la movilidad y parar la expansión del virus en la primera ola.

Y ha explicado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le preguntó antes de declarar el estado de alarma si el Ministerio de Sanidad podía dirigir la sanidad de España: «Le dije que no. Que podíamos dirigir la salud pública, pero que la sanidad la debía dirigir cada comunidad, como así fue«.

Ha reconocido que, para entonces, ya advertían que «sería muy difícil» que con 15 días de estado alarma fuera suficiente, pese a que finalmente optaron por ir renovándolo por periodos de dos semanas por respeto al Congreso de los Diputados y razones de tipo constitucional, ha dicho.

Sobre su relación con la Conselleria de Salud de Cataluña, ha subrayado que tuvieron «más puntos de acuerdo que discrepancias«, mientras que con la Comunidad de Madrid hubo divergencias, en particular, en la gestión de la segunda ola de la pandemia.

VERGÉS: URGÍAN MEDIDAS MÁS ESTRICTAS

Por su parte, la exconsellera Alba Vergés ha explicado que el Govern pidió «directamente al ministro de Sanidad que el Estado también actuara« porque, en sus palabras, tenían claro que se requerían medidas más estrictas.

Ha asegurado que el Govern «no podía esperar estas coordinaciones« con el resto del Estado para actuar en Cataluña y, preguntada por su relación con Illa, ha afirmado que ambos se hablaron con claridad de las necesidades y los retos del momento.