Quantcast

La compraventa de viviendas subió un 38% en España en 2021

La compraventa de viviendas subió un 38% en España el año pasado, al pasar de las 487.354 operaciones de 2020 a las 674.014, según los últimos datos de transacciones inmobiliarias en España publicados en la web del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma).

El incremento es del 18% si se comparan las compraventas del año pasado en España con las del año 2019, cuando el total fue de 569.993 operaciones.

Por trimestres del año 2021, de enero a marzo hubo 141.851 operaciones; de abril a junio, 177.997; de julio a septiembre fueron 161.300, y de octubre a diciembre 192.866.

El año anterior se registraron cifras inferiores en los cuatro trimestres: 116.029 durante el primero, 78.918 durante el segundo, 132.113 en el tercero y 160.294 el último.

«RESILIENCIA»

Servihabitat ha afirmado este viernes que los datos reflejan «la resiliencia de este indicador, convirtiendo 2021 en el año con más transacciones realizadas desde la última crisis».

Fuentes de la compañía han explicado que las transacciones se impulsaron en 2021 al coincidir varios perfiles de comprador: el que quiso comprar una casa mejor tras el confinamiento; el que ahorró lo que no gastó durante las restricciones; y quien prefirió invertir en inmobiliario en vez de productos de inversión.

El último informe de Servihabitat Trends prevé que el crecimiento en el ritmo de transacciones se modere este año, con un ascenso del 4,5%, y constata que «existen perfiles de comprador que se están agotando porque son coyunturales, como es el caso del repositor y el pequeño inversor».

NO HAY BURBUJA

Servihabitat ha defendido el buen momento del mercado residencial, que descansa en la sostenibilidad (no solo de la compraventa, sino también de los préstamos hipotecarios), y considera que «no hay motivos para abrir el debate sobre el calentamiento en el sector inmobiliario» porque 2021, aunque sea un año de grandes cifras, se ha quedado lejos de las que hubo en 2007.

El informe también destaca «el renovado empuje que rodea a la obra nueva»: su peso dentro del volumen total de firmas iba bajando en los últimos diez años, ya que el excedente de la crisis de 2008 no animaba a emprender nuevos proyectos, pero la promoción ha vuelto a despegar teniendo en cuenta que buena parte de este stock no reunía las condiciones requeridas por la demanda.