Quantcast

El Congreso aprobará este jueves una iniciativa casi unánime rechazando la invasión rusa

La Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso se reunirá este jueves para aprobar una iniciativa suscrita por todos los grupos parlamentarios, salvo el Mixto, con la que España mostrará formalmente su repudio a la agresión rusa a Ucrania y demandará el cese inmediato de su ofensiva y la retirada de las tropas.

Se trata del texto de la declaración institucional que las principales fuerzas políticas pretendían que se leyera en el Pleno monográfico sobre Ucrania celebrado hace una semana en el Congreso con el fin de condenar la invasión rusa.

Sin embargo, el rechazo de la CUP impidió su lectura en el Pleno como colofón de la comparecencia de Pedro Sánchez, dado que este tipo de declaraciones institucionales requieren la unanimidad de todos los partidos con representación parlamentaria.

ES QUE NO SE HABLA DE LA OTAN

Fuentes de la CUP han explicado que decidieron no secundar el texto de la declaración porque no hacía referencia alguna a la participación de Estados Unidos y la OTAN en la escalada de tensión que se vive entre Rusia y Ucrania y «por coherencia» con su rechazo a la guerra.

Así las cosas, se decidió transformar el texto de esa frustrada declaración institucional en una proposición no de ley para su debate y aprobación en la Comisión de Asuntos Exteriores, que la ha programado para este jueves, al término de la sesión plenaria.

La iniciativa lleva la firma de PSOE, PP, Vox, Unidas Podemos, ERC, Ciudadanos, PNV, Bildu, PNV y Junts, en representación de los distintos partidos del Grupo Plural. Y, aunque la CUP negó la firma del Grupo Mixto, otros miembros de esa heterogénea formación parlamentaria ya apuntaron su disposición a suscribir ese texto.

La proposición no de ley en cuestión comienza mostrando su repudio «con la máxima firmeza» a las acciones militares perpetradas por Rusia en Ucrania, una agresión «injustificada» que socava la «seguridad y estabilidad» en Europa, además de entrañar una «grave violación» del derecho internacional.

«AGRESIÓN INJUSTIFICADA»

El texto también urge al «cese inmediato» de las hostilidades y la «total retirada» del Ejército ruso de Ucrania, junto al «apoyo y respeto pleno» a la soberanía del pueblo ucraniano, al que también trasladan su solidaridad. «Deploramos la pérdida de vidas, trasladamos nuestro profundo pesar por las víctimas y por el sufrimiento innecesario de la población», añaden los partidos firmantes de la iniciativa.

De esta forma, hacen un llamamiento para que se retorne al marco de los acuerdos de Minks e instan a la UE a ofrecer apoyo financiero y humanitario necesario, junto al conjunto de la comunidad internacional, a Ucrania.

También plantean, en el ámbito comunitario, que se redoblen los esfuerzos en la respuesta humanitaria de emergencia y que la UE se organice, «a la mayor brevedad posible», para acoger a los refugiados que huyen del país por la guerra. En el plano nacional, piden seguir avanzando en la coordinación entre comunidades y ayuntamientos para darles acogida.

Por último, vuelven a exigir de nuevo a Rusia que respete la legalidad internacional, «abandone las armas» y «retome la vía diplomática«, e instan a la UE a redoblar las acciones que impulsen las gestiones de diálogo, la «desescalada y el mantenimiento de la paz».