Quantcast

Fontaneros para instalar termo eléctrico en Alicante

Uno de los trabajos que más se piden a los fontaneros Alicante es la instalación de un termo eléctrico, bien porque se ha roto el que había o porque la vivienda es nueva al ser una ciudad en la que las calefacciones con caldera no son muy necesarias, y de ahí que los calentadores sean la forma preferida de obtener agua caliente sanitaria.

Cuando la instalación se hace por una rotura a veces es por el procedimiento de urgencia, pues en una casa no se pueden quedar sin agua caliente durante mucho tiempo.

El agua de Alicante no favorece la duración de los termos

Un termo de agua caliente tiene un tiempo de vida prolongado, pero en las ciudades como Alicante hay que instalar termo eléctrico con una mayor frecuencia, y de hecho lo normal es tener que colocar uno nuevo cada seis o siete años.

La razón es el tipo de agua que entra por la tubería, con una gran cantidad de cal que termina por estropear la resistencia y haciendo “que salte el plomo”.

En su parte interior todos los calentadores tienen un ánodo, una pieza que se encarga de neutralizar la cal y que hay que cambiar cuando se gasta. Eso es en teoría, ya que en la práctica somos pocos lo que lo hacemos.

De este modo, con el paso de los años el ánodo desaparece y la cal se incrusta en la resistencia impidiendo que haga su trabajo, teniendo que funcionar por mucho más tiempo del necesario hasta que se corta y tenemos que desenchufarlo para no quedarnos sin luz.

Otra avería clásica es que pierda agua

Los fontaneros Alicante también acuden a muchas averías en las que el termo pierde agua. Los clientes se suelen asustar aunque no haya peligro, pues todos sabemos que la combinación entre pérdidas de agua y electricidad no es buena.

Hay varias razones para que ocurra esto, pero muchas veces la culpa es de la presión del agua. Si es muy elevada la válvula de seguridad se abre y si no está conectada con el desagüe puede encharcar la encimera.

Si el problema persiste, el fontanero nos pondrá una válvula para reducir la presión de entrada, de forma que la válvula de seguridad se cierra sin que nosotros tengamos que intervenir y así dejaremos de ver pequeños charcos debajo del calentador.

Siempre hay que llamar a un fontanero y no manipular el calentador por nosotros mismos

Pase lo que pase, los mejor es desenchufar el termo si notamos que tiene algún problema y llamar a un fontanero de la ciudad, ya que ellos saben cómo trabajar con estos aparatos para no crear ninguna situación peligrosa.

En caso de que no tengamos un acceso sencillo al enchufe podemos bajar el magnetotérmico que le da electricidad, el cual será uno de los que tenga un mayor amperaje, sin manipularlo bajo ninguna circunstancia para prevenir posibles accidentes con la electricidad.

Las intervenciones de los fontaneros de Alicante en los termos eléctricos son abundantes, muchas de ellas de urgencia cuando de repente se va la luz o comienzan a tirar agua a chorros y dejan de funcionar, por lo que podemos llamarlos sin problema y resolverán la situación en muy poco tiempo.