Quantcast

Qué es el reflujo gastroesofágico

Las personas hoy en día pueden llegar a sufrir de reflujo gastroesofágico, lo cual es muy común debido a la vida tan agitada que muchos llevan a diario. Por increíble que parezca este simple problemas puede traer complicaciones inesperadas, por ello en el siguiente articulo te explicaremos de que se trata, sus síntomas y como puedes de manera natural lograr controlarlo. 

El reflujo gastroesofágico es una afección que no se debe descuidar por ello, es importante que dediques uno minutos a leer este artículo y conocer más del tema.

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

El reflujo gastroesofágico o ERGE, es una enfermedad que facilita que los contenidos estomacales se devuelvan del estómago al esófago, permitiendo que se irrite el mismo. Además también logra causar acidez gástrica, esta afección ha crecido en los últimos años y todo debido  a distintos factores, en el cual el estrés es el principal protagonista de su aparición.

Hoy en día los individuos viven en constante estrés crónico, y lo que hace que sea casi imposible que los mismos sufran de reflujo gastroesofágico. Pero como es muy común algunas personas no acuden al médico por ello y hay muchas formas de aliviar el reflujo gástrico.

¿Cuáles son las causas del reflujo gastroesofágico?

Como mencionamos hay muchos factores que influyen en la aparición del reflujo gastroesofágico, y el estrés es sin duda uno de ellos, pero hay otros más que son los siguientes:

  • Debilidad de los músculos o mal funcionamiento de la válvula que se encuentra entre el estómago y el esófago.
  • Una hernia de hiato, es cuando una parte superior del estómago asciende por la abertura del musculo del diafragma.
  • Una mala alimentación.  
  • Alcoholismo.
  • Obesidad.
  • Estar embarazada.
  • Esclerodermia.
  • Tabaquismo.
  • Recostarse antes de las 3 horas luego de comer.

¿Cuáles son los síntomas del reflujo gastroesofágico?

Los síntomas más frecuentes del reflujo gastroesofágico son los siguientes:

  • Sensación de ardor en la boca del estómago.
  • Sensación de ardor en el esófago.
  • Regurgitar los alimentos.
  • Digestiones con mayor lentitud y pesadas.
  • Problemas para tragar.
  • Problemas para dormir.
  • Deterioro de los dientes.
  • Problemas con el aparato respiratorio.
  • Dolor de garganta por faringitis.
  • Dolor en el pecho.
  • Estar afónico por laringitis.
  • Tos muy seca.
  • Problemas para respirar.
  • Incremento del asma.

En resumidas cuentas, sufrir de reflujo gastroesofágico no es nada sencillo ni menos carece de importancia, puede ser el motivo por el que te duele el abdomen, por ello es importante que quienes lo padezcan acudan al médico, para que logren controlarla. Y así no ocurran males mayores

¿Cuáles alimentos pueden causar reflujo gastroesofágico?

Sin lugar a dudas hay alimentos que suelen incrementar que se produzca más ácido estomacal, y en consecuencia que se presente el reflujo gastroesofágico. Y aunque muchos son adictos a algunos de esos alimentos es recomendable controlar su consumo, por mencionar algunos de ellos se encuentran:

  • El café y el alcohol, lo cuales causan irritación directa en la mucosa digestiva.
  • Las frutas ácidas.
  • Los refrescos.
  • El chocolate.
  • Los alimentos grasos.
  • Los hidratos de carbono.  
  • Especias.
  • Menta.
  • Mantequillas.
  • Azúcares.
  • Frutos secos.
  • Aceites para las frituras.
  • Comer excesivamente carbohidratos: arroz, pasta, pan, galleta.
  • Comer en exceso: quesos, embutidos, pasteles y similares.

Muchos de estos alimentos permiten que los músculos de la válvula que facilitan la separación del estómago y el esófago, y al existir una abertura la misma, permite que el reflujo gastroesofágico suba. Y todo porque la misma solo debe estar abierta cuando los alimentos pasen por el estómago, y no para que estos suban.

Hay un estudio sobre los alimentos que causan reflujo gastroesofágico y se reflejan en el libro “Dieta y su influencia en el manejo del reflujo”, realizado por la Universidad de Medicina de Filadelfia.

¿Existe tratamiento natural para el reflujo gastroesofágico?

¿Existe tratamiento natural para el reflujo gastroesofágico?

Una dieta adecuada puede ayudarte a controlar el reflujo gastroesofágico, sin lugar a dudas, pero también hay otras recomendaciones naturales que te ayudaran a controlar e incluso a que este desaparezca, pero recuerda siempre seguir las indicaciones, entre ellas tenemos las siguientes:

  • Dejar el tabaco, ya que este permite que la válvula del esófago se debilite y por lo tanto se abra cuando no debe.
  • Realizar la última comida del día a una hora temprana de la noche, y que sea ligera, ya que en la noche es posible que se presente más el reflujo.
  • Colocar el colchón del lado de la cabecera de manera elevada, con ello se reduce que los ácidos suban al acostarse.
  • Evitar comer de manera excesiva los alimentarios, ya que mientras más lleno este el estómago, más fácil será que estos suban.
  • Evita realizar ejercicios que incrementen que la presión en el estómago aumenten.
  • Reducir el estrés con la ayuda del Minfulness, yoga, psicológica.
  • Tomar infusiones digestivas o levemente antiinflamatorias: manzanilla, regaliz, malva y otras.
  • Consumir bicarbonato de sodio: 1 cucharadita es suficiente, pero no lo hagas con frecuencia ya que tiene contraindicaciones.
  • El consuno de preparados farmacéuticos con activos naturales, entre ellos, el ácido hialurónico, ya que protege la mucosa digestiva.

¿Es recomendable alguna medicación?

Pero de igual manera, si es necesario puedes consumir alguna medicación indicada por tu médico, que permita curar el reflujo gastroesofágico, y con ello evitar que provoque daños mayores a la mucosa. Entre ellos se encuentran los pertenecientes a la familia de las sales de aluminio, que logran neutralizar los ácidos por corto tiempo, uno es el Almax, venta libre, con uso moderado y supervisión.  

Todo ello porque estas sales pueden lograr que se presenten efectos adversos tales como: diarrea o baja mineralización de los huesos; también se puede usar los integrantes de la familia del omeprazol: pantoprazol, lansoprazol, esomeprazol, estos son similares en su acción pero con diferentes potencia, por ello estos deben ser indicados por el doctor dependiendo de los síntomas que presentes.

Pero al igual que el grupo anterior cuenta con efectos secundarios, que se manifiestan a largo plazo, tales como: baja los niveles de absorción de la vitamina B12, del magnesio, la mineralización ósea, así como un aumento de problemas cardiovasculares. Por ello es muy importante controlar el reflujo gastroesofágico, para que no se presenten las complicaciones de gravedad, tales como el cáncer de esófago.