Quantcast
martes, 17 mayo 2022 1:17

Haaland inviable: las alternativas del Barcelona

-

Con al llegada del mercado de invierno muchos nombres han surgido para cambiar de aires y aunque no sepa bien el porqué, el de Erling Haaland es uno de ellos. No extraña por el hecho de que el noruego no tenga ganas de marcharse del Borussia Dortmund, la cuestión es que en invierno parece imposible. Lo más probable es que la salida del atacante se produzca en verano; sin embargo, son muchos los que se están adelantando por la repercusión que genera el nombre de Haaland y aunque sean varios conjuntos los que aparezcan como interesados, todo indica que solo hay dos con verdaderas opciones.

Claro que equipos como Manchester City, Manchester United, Chelsea y Bayern Múnich han aparecido en el panorama de Haaland como posibles destinos; incluso el propio Mino Raiola, su agente, ha declarado que el noruego solo tiene pocos equipos que puedan ficharlo, entre los cuales están varios de estos. No obstante, tal parece que solo Real Madrid y FC Barcelona tendrían verdaderas posibilidades de contratarlo. Cada vez son más las voces que se alzan a favor de la llegada del nórdico a tierras españolas; pero la gran mayoría se inclina más bien por su llegada al club merengue y eso parece extenderse muy rápido.

Un fichaje extremadamente costoso

joan laporta solvencia barça manchester city

La realidad es que el fichaje de Haaland sería una contratación demasiado costosa para las arcas del Barcelona en estos momentos. Por más que Laporta quiera repartir ilusión cada vez que abre la boca, la verdad es que el club no tiene ni un euro. Una prueba máxima es que no tiene dinero para hacer cuadrar las cuentas de la masa salarial y así poder inscribir en Liga a Dani Alves, que llegó hace meses, y a un Ferran Torres que acaban de fichar. Nada más pagarle al Dortmund, que no lo dejará salir por poco; entre las comisiones al agente italiano y al padre del jugador; y el salario del jugador, este es un fichaje que supera los 200 millones de euros, una cantidad que ni en sueños tiene el Barça.