Quantcast

El valor añadido de la economía ambiental perdió el 0,6% en 2020

El valor añadido bruto de la economía ambiental disminuyó un 0,6 por ciento en 2020 y representó el 2,48 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), según las cuentas ambientales que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) que, sin embargo, reflejan un incremento en el empleo en estos sectores del 0,20 por ciento respecto al año anterior, hasta representar el 2,58 por ciento del PIB.

En total, la economía ambiental que agrupa el valor de las actividades asociadas a la protección del medio ambiente y la gestión de los recursos naturales, generó 438.300 empleos, lo que supone el 2,58 por ciento del total nacional, 0,20 puntos más que en 2019.

Así, el INE calcula que el valor añadido de la producción de bienes y servicios ambientales alcanzó 27.828,12 millones de euros, un 0,6 por ciento menos y el PIB cayó un 9,8 por ciento. Sin embargo el empleo ambiental ascendió a 438.3000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en 2020, un aumento del 0,4 por ciento respecto al año anterior. El aumento contrasta con la pérdida de empleo total de la economía, que se redujo un 7,6 por ciento en 2020.

Dentro del sector los dominios ambientales que mayor peso tuvieron fueron la producción de energía a través de fuentes renovables (26,4% del total) y Gestión de residuos (22,7% del total).

En concreto, la gestión de los residuos fue el que más aportó a la variación, con 1,980 puntos del total, frente a la producción de energía a través de fuentes renovables, que tuvo una contribución negativa de -3,866 puntos.

Donde más empleo se generó fue en el domino de ahorro y gestión de energía y calor, con un 33 por ciento del total y, de nuevo, en la gestión de residuos, con el 27,3 por ciento.

Al empleo, la mayor contribución llegó del ámbito de protección y descontaminación de suelos, aguas subterráneas y aguas superficiales (0,870 puntos) y Gestión de residuos (0,641 puntos).

En cuanto a las actividades con mayor peso en el valor añadido bruto ambiental en 2020, el INE se refiere al suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación (29,3% del total) y Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (21,3%).

Precisamente, suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación fue el que más contribuyó a la tasa de crecimiento respecto al año anterior (2,284 puntos). Por el contrario, Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado tuvo la aportación más negativa (-3,460 puntos).

Por otro lado, las actividades económicas con mayor empleo ambiental fueron la construcción y el suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación, con 132,8 y 130,9 miles de empleos respectivamente.

No obstante fueron la agricultura, ganadería, selvicultura y pesca fue la actividad que más aportó a la tasa de crecimiento del empleo (0,710 puntos) y registró el mayor aumento anual, del 7,6%.

Asimismo, el INE destaca el incremento de las exportaciones en el sector de la economía ambiental, que ascendió al 22,6 por ciento respecto al año anterior. En total, la producción ambiental ascendió a 61.719,1 millones de euros en 2020, de los cuales se destinaron a la exportación 7.987,7 millones de euros.

Los ámbitos con mayor peso en las exportaciones fueron Protección del aire y el clima (33,3% del total) y Producción de energía a través de fuentes renovables (17,6%). Las exportaciones en estos ámbitos incluyen principalmente los vehículos eléctricos, los productos energéticos (biocombustibles) y bienes de equipo vinculados a la producción de energía eléctrica renovable (grupos electrógenos de energía eólica).