Quantcast

¿Cómo guardar los auriculares para que no se rompan?

Si eres de esas personas que guardan los auriculares en cualquier sitio y luego se arrepienten porque se han roto, has llegado al lugar indicado puesto que en este artículo hablaremos de cómo guardar los auriculares inalámbricos para que no se rompan. Así que ve despidiéndote de esos malos momentos en los que ibas a coger tus auriculares inalámbricos de tus bolsillos y te los encontrabas hechos añicos.

¿Cómo guardar los auriculares correctamente?

Guardar los auriculares inalámbricos es muy fácil. Es tan sencillo como dejar cada auricular en el lugar apropiado de la caja y mantenerla cerrada. Esto no sólo los mantiene cargados, sino que también los protege del polvo, los golpes o las fugas, lo que es más común de lo que uno se cree.

Cuando guardes tus auriculares inalámbricos, asegúrate de que encajan correctamente en la parte inferior. Deberás oír cómo encajan en su sitio para que se queden bloqueados en su posición y no se muevan fuera de la caja, a menos que los saques tú mismo. Aunque sólo los saqués brevemente, es mejor dejarlos en la maleta.

Consejos para cuidar cualquier tipo de auricular y nos dure mucho tiempo

A continuación te dejo algunos consejos para que puedas cuidar tus auriculares, ya sean inalámbricos o de cable:

  • No los retuerzas demasiado: la mayoría de los cables son muy delicados y si se dañan por dentro pueden romperse para siempre. Lo ideal es que no estén demasiado apretados, no los enrolles alrededor de tu mano o de un objeto con demasiada fuerza, es mucho mejor que queden un poco sueltos al envolverlos y así evitar que los materiales de su interior se rompan. También hay que evitar los nudos, por lo que es muy práctico optar por la tecnología Bluetooth. No olvides mantener los cables de carga en buen estado, prestando atención a los accesorios que los acompañan para evitar que se dañen.
  • Limpiarlos regularmente: un teléfono móvil contiene 10 veces más bacterias que el asiento de un inodoro. Los auriculares no se quedan atrás, ya que entran en contacto diario con la flora microbiana de nuestros oídos y tocan varias superficies durante su uso. Una vez a la semana, intente limpiar los cables con un paño limpio y seco para eliminar la suciedad del interior de los auriculares sin ser agresivo.
  • Usa una funda: Algunos modelos vienen con una funda especial para protegerlos en cualquier situación. Sin embargo, si sus auriculares no tienen una funda de este tipo, deberá encontrar algo adecuado. Puedes optar por una funda impermeable o una funda rígida, pero por el amor de Dios no las guardes en tu ropa, podrías olvidarlas allí o incluso meterlas en la lavadora y estropearlas.
  • No subas el volumen al máximo: Los expertos opinan que para quienes quieren escuchar hasta el más mínimo detalle de su música favorita, lo mejor es utilizar modelos con cancelación de ruido, que proporcionan una barrera contra el ruido ambiental y ofrecen una reproducción de alta definición que proporciona un sonido puro y natural.
  • Leer las instrucciones del fabricante: Siempre es importante conocer las ventajas e inconvenientes de nuestro producto para tratarlo de la mejor manera posible. Conociendo los cuidados básicos de nuestros equipos, podemos prolongar su vida útil y aprovechar al máximo nuestra inversión.

¿Qué auriculares son mejores, analógicos o inalámbricos?

Los auriculares inalámbricos y con cable son prácticos de varias maneras, dependiendo de las necesidades del usuario. Algunos profesionales de distintos ámbitos o audiófilos siguen creyendo que el sonido de los auriculares con cable es más auténtico y preciso que el de los inalámbricos.

Los auriculares inalámbricos suelen soportar un máximo de 768 kbit/s; los auriculares con cable, en cambio, pueden soportar hasta 2.304 kbit/s, dependiendo de la velocidad de salida y del transmisor del dispositivo por el que se transmiten las señales.

Naturalmente, los auriculares con cable ofrecen una mejor calidad de sonido que los inalámbricos. Sin embargo, la mayoría de los archivos de audio digital sólo tienen unos 256 kbps, mientras que los de mayor calidad tienen entre 320 y 520 kbps. Esto depende de la calidad y el diseño de los auriculares con diferentes niveles de ecualización (EQ).

La calidad de audio varía entre los auriculares con cable y los inalámbricos. Los auriculares inalámbricos tienen la mejor calidad de transmisión de audio. Son más flexibles que los auriculares con cable hasta cierto punto. Sin embargo, para obtener la mejor calidad, debes mantener la mínima distancia con el aparato.

Conclusión

No importa si te gustan más los auriculares analógicos o los inalámbricos, lo que importa es que uses los que más te gusten a ti y que los cuides de forma que te duren el máximo tiempo posible.