Quantcast

Batet alerta de que el populismo y polarización amenazan la democracia

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha alertado de que el populismo y la polarización son actualmente las amenazas más reales de los sistemas democráticos, al tiempo que ha hecho un llamamiento al acuerdo y a la integración política para atender a los desafíos actuales de la sociedad.

Así se ha expresado Batet este sábado en la apertura del Plenario de la Asamblea que se ha desarrollado bajo el lema ‘Los retos contemporáneos frente a la democracia. Superar la división y construir comunidad’ en la Feria de Madrid (Ifema).

En su discurso, tras haber sido elegida hoy presidenta de la 134 Asamblea de la Unión Interparlamentaria (UIP) que fue inaugurada ayer en Madrid por S.M. el Rey, Batet ha afirmado que el futuro «exige parlamentos plurales» que «trabajen desde el respeto al otro, desde el reconocimiento de su legitimidad y de las posiciones de la mayoría».

Asimismo, ha lamentado que la imagen de los parlamentos en la actualidad esté en «profundo peligro» porque, a su juicio, la lucha política está dejando de ser un debate argumentado para convertirse en un enfrentamiento cerrado, sin voluntad de acuerdo que únicamente deslegitima al otro.

«Parece que lo importante no es construir acuerdos sino destruir al contrario. Y el resultado es el creciente alejamiento del ciudadano hacia las instituciones», ha enfatizado. Asimismo, ha reiterado que el populismo y polarización son hoy las amenazas más reales de nuestros sistemas democráticos».

En este sentido, la presidenta del Congreso ha recordado que el «acuerdo y la integración política» son «más necesarias que nunca» y que los retos actuales a nuestras sociedades son desafíos que «reclaman estabilidad en las políticas, desde la emergencia climática a la garantía de los derechos en todos en libertad y en condiciones con igualdad efectiva, desde la recuperación económica a la integración de quienes se ven obligados a emigrar de sus países», ha manifestado.

Además, en su discurso, ha defendido que las instituciones y en particular los parlamentos impulsan los acuerdos de modo «mucho más efectivo» que los debates extraparlamentarios y que los mecanismos de democracia directa.

En este punto, ha hecho un llamamiento a reforzar la «política honesta y eficaz», por lo que llevar el consenso científico a la política es la «primera y fundamental base para el consenso político», ha reclamado.

Finalmente, ha puesto de manifiesto la necesidad de «recuperar las instituciones con autoridad» y de «dejarse influir y respetar el prestigio de los referentes».