Quantcast

Arroz blanco: el truco desconocido para que quede suelto

El arroz blanco siempre presente en los hogares del mundo, ha logrado establecerse como el alimento favorito y más versátil. Tanto si buscas un plato principal, un entrante e incluso un postre, las opciones que conseguirás siempre se acomodarán a tu necesidad. En ocasiones se disfruta meloso o caldos, sin embargo, una de las formas más emblemáticas en las que se disfruta es cuando queda suelto.

Hacer un plato de arroz sueltecito tiene su truco, hoy develaré para ti cuáles son, y cuál es el desconocido que logra un resultado espectacularmente suelto.

Abundante más que el arroz blanco, más que un decir, todo un hecho

Con frecuencia utilizamos la expresión ¡más abundante que arroz blanco!, para referirnos a algo que representa una gran cantidad. Y es que, si algo es cierto, es que el arroz blanco abunda en todos los mercados del mundo.

Este cereal ya se encontraba presente en Asia, específicamente en China alrededor del año 5000 a.C, de allí se extendería hacia Vietnam y al Sur de la India. Si bien, su origen real se debate entre Japón y China, lo cierto es que dese el continente asiático, logró expandirse al mundo entero. 

con camarones
Foto: Pixabay

Caldoso, meloso o suelto, tienes para escoger

Hay muchas formas de disfrutar el arroz, y según el plato que vayas a preparar o a acompañar, será la consistencia perfecta que debas lograr.

Cuando es usado para una fresca ensalada, su grano debe ser suelto, mientras que si de un risotto se trata, meloso queda mucho mejor. En cuanto a prepararlo caldoso, su textura y sabor se sumergen en un rico y potente caldo, lo que lo hace completamente entrañable y favorito para servir con pollo, carnes o pescados.