Quantcast

La Princesa Charlène de Mónaco se retira de la vida pública para recuperar su salud

Después de seis meses en su Sudáfrica natal aquejada de una grave infección de oídos, nariz y garganta que la obligó a pasar varias veces por quirófano y que le impedía volar, la Princesa Charlène regresaba por fin a Mónaco el pasado 8 de noviembre, protagonizando un emocionante reencuentro con su familia. Visiblemente más delgada, con nuevo corte de pelo y un aspecto de fragilidad que nos dejó impactados, la exnadadora confesaba su alegría por estar de nuevo en casa con su marido, el Príncipe Alberto, y sus hijos, los Príncipes Jacques y Gabrielle, de solo seis años, después de unos meses especialmente duros en lo que a su salud se refiere.

Aunque en un primer momento se habló de que sería Charlène quien acompañaría al Príncipe Alberto en su viaje oficial a Dubai este fin de semana – fue la Princesa Estefanía en su lugar – la sudafricana todavía no está completamente recuperada y, ante la cercanía del Día Nacional de Mónaco, uno de los eventos más importantes para la familia real monegasca, el Principado ha decidido emitir un comunicado para confirmar la ausencia de la Princesa en los festejos este 19 de noviembre, anunciando su retirada temporal de la vida pública para recuperar su salud.

«El Príncipe Soberano y la Princesa Charlène quieren hacer la siguiente información pública: Sus Altezas Serenísimas han decidido que empieza un período de calma y descanso necesario para garantizar la mejor recuperación de la salud de la princesa Charlene», comienza el comunicado, que destaca que «la Princesa, que ha luchado contra sus problemas de salud en los últimos meses, está actualmente convaleciente y continuará haciéndolo durante las próximas semanas, dándole tiempo a recuperarse de un estado de profunda fatiga general». «Proteger la comodidad y la privacidad es esencial para su recuperación, la ubicación de la princesa seguirá siendo estrictamente confidencial», continúa el texto, en el que los Príncipes piden respeto por la privacidad de la sudafricana y confirman que «debido a esta situación, la princesa Charlène no podrá asistir a la Fiesta Nacional de este año junto a su familia».

«Tan pronto como ella se recupere, la Princesa espera poder llevar a cabo una vez más sus deberes junto al Príncipe y pasar tiempo con los monegascos», finaliza un texto en el que, además de incidir en la petición de privacidad para Charlène en este periodo de recuperación, se comenta que antes de las vacaciones de Navidad se informará nuevamente sobre la salud de la Princesa .

Un comunicado con el que intentando evitar nuevas especulaciones sobre el matrimonio o sobre la salud de la sudafricana, el Príncipe Alberto y Charlène se pronuncian sobre cómo está actualmente la Princesa, con una «profunda fatiga general» y anuncian que abandonará la vida pública y sus compromisos oficiales hasta que se recupere totalmente.