Quantcast

La Guardia Civil detiene a 3 personas por tratar de vender aceite de baja calidad como aceite virgen extra

La Guardia Civil ha detenido a tres personas y se ha incautado de aproximadamente 4.000 litros de aceite por presuntamente adulterar y mezclar aceite para hacerlo pasar para su venta por aceite de oliva virgen extra procedente de olivos de Mallorca.

Según ha informado en una nota de prensa el Instituto Armado, se ha arrestado a tres personas como presuntos autores de losdelitos de estafa, contra la propiedad industrial y falsificación decertificado, todo ello relacionado con el envasado, distribución y venta de aceite de oliva.

El inicio de las pesquisas se remonta al pasado mes de enero, cuando se solicitó por parte de la Consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación a través de la Dirección General de Políticas de Soberanía Alimentaria), la colaboración del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) en Baleares para el seguimiento de la actividad llevada a cabo por los ahora detenidos, al tener indicios de una manipulación fraudulenta del envasado, distribución y venta de aceite de oliva virgen extra y virgen extra ecológico.

A partir de ese momento se inició una investigación por parte delSeprona, en la que se ha controlado de manera exhaustiva lasactividades de los supuestos autores.

Según han apuntado, tenían establecida una red de clientes a los que distribuían y comercializaban aceite de oliva en las modalidades virgen y ecológico, asegurando que su producto procedía íntegramente de olivares de las islas.

Como resultado de las investigaciones y las inspecciones realizadas junto a inspectores del Govern, han demostrado que el producto final distribuido por los arrestados no provenía íntegramente del producto local, lo que provocaba que el cliente final pensara que compraba un aceite de alta calidad y exclusivo, cuando la realidad era que dicho producto tenía una calidad muy inferior, llegando incluso a ser mezclado con aceite degirasol y otros de menor calidad.

Durante la investigación se han llevado a cabo inspecciones en lasprovincias de Jaén y Cádiz, así como en la isla de Ibiza.

Como resultado de esta operación se han incautado alrededor de 4.000 litros de aceite, impidiendo su distribución entre los consumidores finales y evitando así un engaño.