Quantcast

Cómo poner papel pintado en una pared sin que queden burbujas o arrugas

El miedo a colocar papel pintado es que queden con burbujas o arrugas, por lo que muchas personas desisten de ello. Sin embargo, esto no es tan complicado como parece, solo basta seguir algunas instrucciones.

LEA TAMBIÉN: RECUPERADOS LOS PAPELES PINTADOS DEL PALACIO DE QUINTANAR DE SEGOVIA, DEL SIGLO XIX

Para que le pierdas el miedo al papel pintado, te mostraremos cómo puedes hacerlo y que quede perfecto. Así podrás tener un ambiente absolutamente renovado. Si bien se trata de una tarea minuciosa, al fin de cuentas podrás ver que es más sencillo de lo que esperabas.

En primer lugar, debes saber que la pared debe estar en correcto estado, es decir, sin agujeros o marcas. Para taparlos utiliza masilla y deja secar. Luego lija para nivelar para evitar imperfecciones o bolsas.

¿Cómo colocar papel pintado y no morir en el intento?

¿Cómo colocar papel pintado y no morir en el intento?

Antes de conocer cómo colocar el papel pintado, debes saber que existen varios tipos:

  • Con base de papel, que es el más común y barato.  
  • Vinílico, más resistente y lavable. 
  • TNT o tejido no tejido, que se tratan de varias capas y una final vinílica. También es lavable.

Además, hay una variedad de pegamento.

Hay varios estilos de cola para pegar el papel pintado. Algunas en polvos que se mezclan con agua en las cantidades. Sólo hay que remover, dejar reposar y agitar. Otras, en cambio, ya vienen preparadas.

Paso a paso para colocar el papel pintado

No es necesario contratar especialistas, solo y en casos en que consideres que es necesario.

Lo primero es cortar las tiras. Debes cortar las tiras de papel que necesitarás según el alto de la pared. La cuenta es sencilla: calcula el ancho total de la pared a empapelar, se divide entre el ancho del papel y ahí tendrás la cantidad de tiras que necesitas. A cada tira debes darle adicionalmente 5 cm de margen para casar los finales. 

Además, si el papel pintado tiene dibujos, trata de respetar la medida correspondiente al rapport que indica el fabricante en la etiqueta.

Luego de que la pared esté preparada y libre de polvo es encolar, aplicar cola con una brocha ancha. Lee bien las instrucciones del fabricante porque puede indicar que se aplique cola en el reverso del papel pintado. Hay que extender el producto de manera uniforme en una capa fina. Ten en cuenta que el adhesivo no secará inmediatamente.

Sujeta el rollo replegado y no lo sueltes hasta que la parte superior de la tira esté bien pegada.

Coloca la tira. Colócala desde una esquina o desde alguna línea de suelo a techo nivelada en el centro de la pared. Hay que pegar la parte superior de la tira y fijar de arriba hacia abajo y del centro hacia los lados. Al mismo tiempo, debes ir pasando un paño suave de lado a lado para estirar.

Ten en cuenta que mientras la cola esté húmeda hay margen para corregir errores. Antes de que seque el adhesivo, levanta el papel y vuelve a colocarlo si es que cometiste alguna equivocación.

Repite la acción anterior con todas las tiras que has cortado hasta que se complete la pared o sección. Presta atención a los dibujos para que no quede un desorden del motivo del papel. Entre las juntas, pasa cuidadosamente un rodillo para que se fijen los papeles entre sí y con la pared y no se comience a levantar a través de los años.

Recortes con cuidado

Recortes con cuidado
Roll of large-sized white paper, some unrolled.

En la unión con el rodapié, marcos de puertas y ventanas, con la ayuda de una regla, pasa el cúter por encima para lograr un corte limpio. Es preferible que el papel un poco seco.

De la misma manera, con el cúrter, realiza un corte en forma de cruz sobre el donde está el interruptor y enchufe hasta las cuatro esquinas. Luego, corta el sobrante de papel con la tijera.

Debes pegar la tira de papel desde el techo hasta la esquina, tal como se explicó en el primer paso. Luego, corta con una tijera desde el lateral de la tira hasta la esquina que forman las molduras. Esto permitirá adaptar el papel pintado a la forma de la puerta.

Deja secar de 4 a 6 horas y ya está listo tu empapelado.

¿Y si la pared ya tenía papel pintado?

Debes quitar la capa decorada del antiguo papel y aplicar un producto quitapapeles con agua caliente para retirar la base. Es absolutamente importante quitar esa capa, sobre todo si lleva una película vinílica protectora.

Si has elegido colocar papel con motivos muy llamativos, lo mejor no es empapelar todas las paredes de la habitación sino solo una o varias. Es para no sobrecargar en exceso la vista. Al elegir la pared, ten en cuenta dónde se encuentra la entrada principal de luz natural, ya que el papel se lucirá más si queda a un lado o frente a ella, pero no en la misma pared.

El papel te ayudará a definir un ambiente o rincón. Y quedará estupendo para delimitar entre una sala y la otra. Otro buen uso del papel pintado es colocarlo solo en media pared, sobre un zócalo.