Quantcast

Así debes hacer las alitas de pollo al horno para que estén jugosas

Las alitas suelen ser la parte más jugosa y tierna del pollo, y prepararlas de la forma correcta, las deja sabrosas manteniendo su jugosidad intacta. Muchas veces, nos enfocamos tanto en querer unas alitas doradas, que olvidamos la importancia de mantener su interior jugoso y tierno, lo cual da como resultado unas alas resecas y toscas. Acompáñame a conocer cuál es el truco que las deja perfectas y atrévete a darte un gustazo.

La versatilidad de unas alitas de pollo

Una de las partes más amadas de pollo son sus alitas. Esta pieza de tamaño perfecto para tomarla en las manos y de fina piel que permite ser comida sin problema, se disfruta principalmente frita y con un crujiente rebozado. No obstante, las alitas van más allá, y se pueden disfrutar de múltiples formas.

Bien se trate de un caldo, un guiso o de hacerlas al horno, las alitas se disfrutan con placer y este gusto se incrementa, cuando quedan con un exterior crujiente y un interior jugoso. Para que las puedas preparar de esta manera y disfrutar de toda su versatilidad, tienes que ver los secretos que te voy a compartir.

con salsa
Foto: Pixabay