Quantcast

Entra en vigor el levantamiento de las restricciones frente al Covid-19 en Navarra

spot_img

La orden foral de la consejera de Salud del Gobierno de Navarra por la que se dejan sin efecto el grueso de medidas específicas frente al Covid-19 ha entrado en vigor la pasada medianoche. Se eliminan con carácter general las restricciones de aforos y horarios.

La orden foral se ha confeccionado atendiendo al escenario de la pandemia en la Comunidad foral y a su impacto a nivel sanitario, una situación que va a seguir monitorizándose desde el Ejecutivo foral para «evitar pasos atrás en la contención del virus».

El Gobierno de Navarra ha recordado que continúa siendo obligatorio el uso de la mascarilla en interiores, así como en exteriores cuando no se puedan mantener los 1,5 metros de distancia.

La nueva norma se enmarca en el «proceso de flexibilización progresiva y gradual» iniciado hace semanas por el Gobierno de Navarra, «dando continuidad a la estrategia de afectación mínima imprescindible y de necesidad y conveniencia de recuperar lo antes posible la actividad social, económica y emocional de la comunidad», ha subrayado en un comunicado el Ejecutivo.

Sus disposiciones se asientan en el contexto de una situación epidemiológica y ocupación hospitalaria que se mantiene en descenso de forma estable, situando a Navarra en un nivel de riesgo bajo, con una incidencia acumulada a 14 días de 45,85 casos por 100.000 habitantes y de 22,16 a los 7 días. A nivel hospitalario, 40 personas permanecen a día de hoy ingresadas en los hospitales por COVID-19, 10 de ellas en la UCI.

Asimismo, en cuanto a la campaña extraordinaria de vacunación, hasta el 26 de septiembre se habían administrado en Navarra 970.502 dosis de vacuna, lo que supone que el 79% de la población total de la comunidad ha recibido al menos una dosis, mientras que el 78% han recibido la pauta completa. Entre la población vacunable (más de 12 años), el 90% ha recibido alguna dosis y el 88% tiene la vacunación completa.

AISLAMIENTO DE POSITIVOS Y USO DE MASCARILLA OBLIGATORIOS

Con base a la nueva norma, sigue siendo obligatorio el uso de mascarillas en espacios cerrados de uso público o abiertos al público, así como en cualquier espacio al aire libre, cuando se produzcan aglomeraciones y no se pueda mantener una distancia mínima de 1,5 metros entre personas, salvo grupos de convivientes. También sigue siendo obligatoria en los medios de transporte público y en los eventos multitudinarios al aire libre, tanto si los asistentes están de pie como sentados, si no puede garantizarse esa distancia interpersonal.

El Departamento de Salud seguirá asumiendo las competencias propias que le corresponden en materia de vigilancia epidemiológica en cuanto a identificación y seguimiento de casos y contactos, continuándose así con las labores de rastreo de casos y contactos, la detección mediante test eficaces y la estrategia de vacunación. En este sentido, sigue siendo obligatorio el aislamiento de las personas positivas. Tampoco podrá acudir a ninguna actividad social la persona que esté a la espera del resultado de una PCR.

Por otra parte, los departamentos del Gobierno de Navarra y otras administraciones públicas competentes, así como los operadores públicos y privados, «podrán adoptar las medidas organizativas necesarias y normativas, en su caso, para evitar aglomeraciones y situaciones de alto riesgo potencial, en el marco de las recomendaciones sanitarias, en las distintas actividades de los diferentes sectores». En su caso, se regirán por la normativa estatal y los acuerdos que se adopten en el seno del Consejo lnterterritorial del Sistema Nacional de Salud sobre actuaciones coordinadas con las comunidades autónomas cuando estas les sea de aplicación en cuanto a medidas preventivas de carácter sanitario.

Asimismo, se tendrán en cuenta los acuerdos que se adopten en el Consejo lnterterritorial relativos a actuaciones coordinadas en eventos deportivos multitudinarios, incluidos los de la Liga Profesional de Futbol y la Liga de la Asociación de Clubs de Baloncesto (ACB). Se entienden como eventos deportivos multitudinarios los que cuenten con la participación de más de 1.000 asistentes, impliquen aglomeración de personas y se celebren tanto al aire libre como en interiores

La nueva norma establece que, en el supuesto de que la situación epidemiológica y tendencia actual de la pandemia global cambiaran en Navarra, la autoridad sanitaria «podrá dictar las medidas preventivas sanitarias de carácter específico que considere oportunas con el fin de proteger la salud pública y evitar contagios por COVID-19, con arreglo al principio de precaución y proporcionalidad contemplados en la normativa sanitaria vigente».

MANTENIMIENTO DE LAS MEDIDAS PREVENTIVAS GENERALES

El Departamento de Salud ha recordado la recomendación de seguir manteniendo las medidas preventivas de carácter genérico frente al Covid-19, «que se han mostrado eficaces para la contención del virus según la evidencia científica».

En los entornos en los que exista circulación del Covid-19 u otros virus respiratorios, «cada persona debe poner los medios para evitar contagiarse y transmitir la infección, mediante la combinación de las siguientes medidas: reducción de los contactos innecesarios y prevenir las aglomeraciones; respetar la distancia interpersonal de 1,5 metros con otras personas no convivientes, usándose la mascarilla cuando no pueda mantenerse; emplear la mascarilla correctamente cubriendo la nariz, boca y barbilla; seguir practicando la higiene de manos; priorizar las actividades al aire libre; y realizar una correcta ventilación de los locales y espacios interiores, aconsejándose colocar medidores de CO2 que permitan medir la calidad del aire y no superándose en ningún momento las 800 ppm de concentración», ha indicado.

Asimismo, Salud recomienda la vacunación a aquellas personas que no han recibido dosis, un proceso que sigue abierto para cualquier ciudadano navarro a través de la línea sin cita previa que permanece disponible en FOREM. «La evidencia científica demuestra que la vacunación completa reduce mucho el riesgo de presentar enfermedad grave, y moderadamente el riesgo de infección ante un contacto con un caso», ha resaltado.

Dentro del proceso de vacunación y con el fin de ampliar la inmunidad general y garantizar la accesibilidad de la población a las dosis, el departamento de Salud comenzó el jueves a desplazar a personal de enfermería a las zonas rurales del Área de Pamplona con el fin de administrar la vacuna a las personas que todavía no se han vacunado. Así, el jueves se inició la repesca en Santesteban, un proceso que cada día del mes de octubre se desplazará a una zona rural. Las personas que estén pendientes de vacunar recibirán una llamada telefónica para ofrecerle la vacunación e informarle del lugar asignado por la zona básica para recibirla, en horario de 9 a 15 horas.