Quantcast

Cómo quitar en pocos segundos el olor a tabaco de la ropa

El tabaco es uno de los grandes generadores de intolerables olores. Ante la naturaleza de este, el olor puede quedar impregnado no solo en el fumador, también en su entorno.

Para nadie es secreto que el tabaco es nocivo para la salud, se estima que este es la causa de muerte anual de más de siete millones de personas en todo el mundo. Es un tema al que estamos expuestos día tras día, y no solo por el tema de salud también por el tema de higiene.

LEA TAMBIÉN: ADIÓS AL TABACO: LAS APPS QUE TE AYUDAN A CORTAR EL CIGARRILLO POR LO SANO

Pues el humo del tabaco tiene la capacidad de impregnarse hasta en la cortina de una cocina, y quitar ese olor puede ser un verdadero tormento. El caso de los olores es que si no se toman medidas, es probable que debas vivir por el resto de tu vida con la casa y toda tu ropa olorosa a tabaco.

El olor del tabaco tiene mucho que ver con sus ingredientes y su producción. A nivel mundial cada empresa tiene su proceso y cada una invierte de acuerdo a sus políticas.

Sin embargo, se estima que la cura del tabaco tiende a ser procesos de forma económica , además de lo rápido en los conductos industriales. También los aditivos que son usados, la mezcla de rellenos inertes, conservantes y saborizantes artificiales.

Por todo esto es que se especula que la producción del tabaco de forma barata es lo que le da el olor fuerte. Aunque otros consideran que el olor es precisamente por el ingredientes fundamental que es el tabaco.

¿Cómo eliminar el olor de tabaco de la ropa?

¿Cómo eliminar el olor de tabaco de la ropa?

El olor que emana es repulsivo para quien no es fumador, algunos toleran pero otros simplemente descartan. Lo cierto es que el olor es tan fuerte que se queda en el ambiente, camisas, cortinas, muebles y cualquier espacio en el que haya estado un fumador, el tabaco va dejando su rastro.

Sin embargo y como sabemos cuán desagradable es a continuación te mostramos algunos trucos que puedes aplicar.

  • Bicarbonato de sodio

Este producto es el más fácil de conseguir y también el más económico. Gracias a sus propiedades, es un elemento multifacético que te puede ayudar a solucionar muchas cosas, entre ellas, eliminar el olor a tabaco o de cualquier otro humo de tu ropa.

No es necesario que lo apliques directamente a la tela, solo basta con poner una cantidad considerable de bicarbonato de sodio en un cuenco y posicionarlo al lado de tu prenda previamente estirada sobre una mesa. Déjalo actuar por unas horas y veras que el producto absorberá por sí mismo ese olor no deseado.

  • Ventila las prendas

Otra opción es colgar tu prenda en un sitio al aire libre, donde pueda coger sol y viento de manera uniforme y con el paso de las horas notarás que el olor de tabaco ya no está.

También puedes colgarla dentro de casa si no cuentas con un patio o jardín, pero procura tener alguna ventana abierta cerca de la ropa para que entre aire fresco y puedan liberarse las partículas de humo.

¿Utilizar licor?

¿Utilizar licor?

Aunque suene curioso, el vodka es un método capaz de contrarrestar y eliminar por completo el olor a humo de la ropa. Este método no es muy reconocido, pero sí bastante eficiente para cumplir su objetivo.

Para esto necesitarás crear una mezcla que sea más agua que vodka y la colocarás en un pulverizador o bote con espray. Luego rociarás este líquido sobre toda tu prenda uniformemente y por ultimo cuélgala en un lugar fresco.

  • Aceite de árbol de té

Este producto es conocido en el mercado por ser un excelente método para neutralizar olores fuertes en ropa y cualquier otra superficie.

Para utilizarlo, necesitarás nuevamente un pulverizador o espray con agua y agregarás una pequeña cantidad de este producto. Mezcla para que se diluya bien y procederás a rociarlo sobre la ropa afectada. Al finalizar, déjala colgando en un espacio abierto.

Otra manera de acabar de raíz con el indeseable olor a tabaco, es lavando nuestra ropa en la lavadora como de costumbre. Sin embargo, existen unos tips extras que puedes agregar para que no quede ningún rastro de las partículas del humo.

En primer lugar, debes preparar tu equipo para que realice una lavada con agua preferiblemente caliente. Coloca tus prendas afectadas dentro de la lavadora y luego agrega una taza de vinagre blanco, este producto gracias a su acidez logra deshacer las moléculas de humo presentes en la ropa y acabar con el olor.

Por último, antes de dejar que la lavadora comience con su ciclo, agrega el detergente de tu preferencia a la mezcla y déjala funcionar. Al terminar, tiende tu ropa y deja secar al aire fresco. En caso de que persista el olor, repite el proceso una vez más.