Quantcast

Así puedes subir la tensión rápidamente

Una lectura de la tensión arterial inferior a 90 milímetros de mercurio para el número superior, la sistólica, o 60 milímetros de mercurio para el número inferior, la diastólica, ya se considera como una presión arterial baja.

Las causas detrás de la tensión arterial baja pueden ser muchas y diversas. Van desde la deshidratación hasta otro tipo de trastornos médicos, algunos de los cuales pueden ser de bastante gravedad.

LEA TAMBIÉN: CÓMO BAJAR LA TENSIÓN

Para combatir y remediar de forma correcta la hipotensión es necesario conocer a qué se debe.

Hay varios síntomas y signos corporales que nos pueden indicar que tenemos un serio problema con la tensión arterial. Conviene estar pendiente a estos sucesos y, en caso de que sean reiterados, consultar lo antes posible con nuestro médico de cabecera. Entre esa sintomatología se encuentran los ya citados: mareos o aturdimiento y desmayos, pero hay más. 

Una hipotensión puede cursar incluso con desmayos, visión borrosa, náuseas, fatiga o dificultad para concentrarse. Hay otro tipo de síntomas y dolencias asociadas que pueden indicarnos que tenemos un problema con la tensión. Entre estos se cuenta la confusión, muy común sobre todo en personas mayores, la piel fría y húmeda, una respiración superficial y rápida y un pulso débil y demasiado acelerado. 

De hecho, en los casos más extremos una tensión baja puede ser incluso motivo de muerte.

¿Cómo saber si hay una tensión baja?

¿Cómo saber si hay una tensión baja?

Los síntomas de una tensión arterial baja (hipotensión) son los siguientes:

  • Mareos repentinos
  • Sensación de que estás aturdido
  • Tu vista se nubla o de plano ves todo en negro de repente. 
  • Cansancio o fatiga sin razón aparente
  • Te cuesta concentrarte. 
  • Tu piel está muy fría y pálida
  • Más de una vez has estado a punto de desmayarte o has sufrido un desmayo. 
  • Cada vez respiras más débilmente y rápido

De todos modos debes consultar a tu médico en caso de que hayas presentado este cuadro sintomático, porque si bien pueden ser signos de tensión arterial baja, también lo pueden ser de otras afecciones. 

También identificar qué es lo que nos baja la tensión nos puede ayudar para paliar este mal, pues basta con arreglar el origen y tenemos.

¿Por qué ocurre los bajones?

¿Por qué la tensión se baja?

Las causas más comunes son: 

  • Deshidratación: sí, la baja ingesta de agua provoca que el cuerpo de tu sangre no sea tan líquido como para fluir libremente por tus arterias.
  • Postura: ¿te ha pasado que estuviste mucho tiempo sentado, te paras de repente y sientes que la vida se te viene abajo? ¿O se te nubla la vista? Pues a eso se le considera hipotensión ortostástica o postural. Esta debería durar unos minutos, pero si los efectos duran mucho y más hasta que te lleven a un desmayo, es signo de una constante presión baja que se acentuó con este tipo de hipotensión. o tensión arterial baja.
  • Medicamentos como ansiolíticos. Deberás consultar con tu médico qué medicinas están afectando tu tensión arterial.
  • Alimentación deficiente. Así como la deshidratación es una causa, también lo es la falta de alimentación, lo que te puede provocar no solo hipotensión, sino anemia.  
  • La edad. Al envejecer las arterias pierden su elasticidad, por lo que la presión va disminuyendo.

¿Cómo subir la tensión de forma rápida?

¿Cómo subir la tensión de forma rápida?

Es necesario aprender a identificar los síntomas que ya hemos explicado anteriormente para hacer frente a la tensión arterial baja. Ello puede ayudarnos a reconocer la inminencia de un desmayo y, aunque quizás no logremos evitar la bajada de tensión, sí al menos una caída que pueda provocar fracturas o traumatismos.

  •  Si la persona afectada está al sol, hay que intentar llevarla a una zona en la sombra.
  • Recostar de manera inmediata a la persona que sufre de una baja de tensión arterial. También puede ser útil para restablecer la tensión que se siente cruzando las piernas, bajando la cabeza y cerrando los puños con fuerza.
  • Ponerle los pies en alto, con un ángulo de cuarenta y cinco grados respecto el suelo. Debe permanecer en esta posición durante unos minutos, para que mejore el flujo sanguíneo y la oxigenación.
  • Ayudar a que respire mejor. Para ello, debemos quitarle o aflojarle las prendas que puedan oprimirle el cuello o el pecho.
  • Siempre y cuando la persona afectada por la tensión arterial baja se mantenga consciente y en condiciones de ingerir, se le puede ofrecer agua, café, té o una bebida azucarada.

Top extra de consejos para subir la tensión y mantenerla en niveles saludables

  • Consumir más sal: suena raro, ¿no? Pero precisamente el hipertenso no puede consumir tanta sal porque esto sube la tensión. Así que el hipotenso se puede tomar esta licencia. 
  • Comer chocolate oscuro: la cafeína y la teobromina, dos componentes presentes en el chocolate oscuro, tienden a subir la tensión. Por lo que unos pedazos de chocolate negro en el día te harán bien.
  • Café y té: ya dijimos que la cafeína sube la tensión, así que tomar tanto café como té te puede ayudar. 
  • Comer regaliz: Bueno, parece que no va tan mal eso de tener la tensión baja si te puedes dar tantas licencias. El dulce de regaliz también sube bastante la tensión, así que te puedes comer una barra de lo más contento en pro de tu salud.
Artículo anteriorQué es el cáncer de cérvix
Artículo siguienteQué es un diácono