Quantcast
viernes, 24 septiembre 2021 22:56

Los cinco centrales que salvarían la precaria situación del Barcelona

-

Para el FC Barcelona no está siendo nada fácil este inicio de temporada, en el que los problemas han estallado tan seguidos que poco tiempo ha dado para respirar. A la precaria situación económica, con la terrible deuda heredada de la gestión de Josep Maria Bartomeu, se le unen todos los percances por los que tuvo que pasar la institución catalana, debido a sobrepasar el límite salarial. El más doloroso de todos fue la pérdida de Lionel Messi, el mejor jugador de la historia azulgrana, lo que supuso un terrible golpe a la ilusión de todo el barcelonismo. Sin embargo, como la vida sigue, los dirigidos por Ronald Koeman ya están remando para sacar el equipo adelante.

Con las medidas aplicadas por Joan Laporta para tratar de paliar la crisis; la colaboración de los capitanes al bajarse el salario, lo que ayudo a inscribir en LaLiga Santader a los nuevos fichajes; y la irrupción de Memphis Depay, que ha sabido sostener a un equipo que deja muchas dudas, en el aspecto deportivo las cosas se han mantenido estables. No obstante, en el club zulgrana no son tontos y entienden que el equipo necesita seguir reformándose y realmente quieren empezar por una defensa que no genera mucha seguridad. Pese a la mala situación económica, que impidió fichar algún crack; poco a poco se espera que todo mejore y así en el futuro haya posibilidades de asistir al mercado para contratar algunos buenos jugadores y en ese sentido, ya la mira está puesta en algunos buenos centrales.

Algunas salidas se podrían producir pronto

Lo cierto es que el Barcelona tuvo muchas dificultades en defensa que mostraron todas las carencias que tenían; por ese motivo la diregencia estuvo buscando salir de varios jugadores de esa línea con los que no cuenta. Entre las opciones más importantes para marcharse estuvieron Samuel Umtiti y Clement Lenglet. Al primero ya no lo soportan ni el cuerpo técnico ni la dirigencia ni la afición; mientras que el segundo fue el que más errores cometió y el que peor parado quedó en la defensa la temporada pasada. La última línea necesita varios cambios y las salidas deben generar eso.