Quantcast

El Gobierno propone un alza del SMI de 15 euros este año y 31 euros en 2022 y 2023

El Gobierno ha propuesto este miércoles a los agentes sociales una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 15 euros este año, hasta los 965 euros mensuales, y de 31 euros en 2022 y 2023, según han informado CCOO y UGT tras la reunión de la Mesa de Diálogo Social para iniciar las negociaciones sobre este asunto.

No obstante, el secretario de Estado, Joaquín Pérez Rey, no ha concretado la cifra y ha señalado, en declaraciones a los medios tras el encuentro, que el Gobierno lo que ha planteado es que la subida esté en la horquilla de entre 12 y 19 euros este año, de acuerdo con las recomendaciones del informe de expertos independientes publicado el pasado mes de junio.

El Gobierno se quiere basar como referencia en el informe de expertos independientes que aconsejaron una senda paulatina de incremento del SMI hasta 2023 «que debe empezar ya», según Reyes. En concreto, para este año 2021, los expertos plantean una subida de entre 12 y 19 euros. «La horquilla es amplia y debe servirnos para alcanzar un acuerdo», ha apuntado Reyes.

No obstante, esa cifra dependerá de la «geometría» del acuerdo, que el Gobierno espera que cuente con el consenso de todos, aunque ha asegurado que «hay otras posibilidades».

La reunión se ha producido después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara la voluntad del Gobierno de abordar una «subida inmediata» del salario mínimo interprofesional (SMI) para lo que queda de año y continuar con el compromiso electoral para que alcance el 60% del salario medio en esta legislatura.

El Ministerio de Trabajo y los representantes de CCOO, UGT, CEOE y Cepyme se volverán a reunir el próximo lunes 6 de septiembre para seguir negociando sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que se encuentra ahora en 950 euros mensuales.

«Para el Gobierno de España subir el salario mínimo en 2021 es esencial, ha remarcado Reyes, quien ha aludido a los buenos datos macroeconómicos para acometer dicho incremento y ha avanzado que las cifras de empleo que se publicarán mañana «son muy buenas».

«No subir el salario en 2021 es algo que nadie podría comprender y tendría que explicar las razones que avalan esa postura», ha remarcado el secretario de Estado.

LOS SINDICATOS VEN LA PROPUESTA «INSUFICIENTE»

Tras la reunión, el vicesecretario General de Política Sindical de UGT, Mariano Hoya, ha lamentado que la propuesta del Gobierno es «insuficiente y no se adapta a la realidad del momento».

Para Hoya, los 15 euros mensuales de subida del SMI para este año que ha planteado el Ejecutivo están por debajo de su propuesta de aplicar una subida de 25 euros. «La consideramos moderada, sensata y prudente, que se ajusta a la situación real de la economía», ha remarcado.

Para Mariano Hoya, es el momento de «dar seguridad y estabilidad» a las empresas y trabajadores con un acuerdo que vaya hasta 2023 y que sitúe el SMI en el 60% del salario medio en España. «El Gobierno tiene que ser más valiente y subir más el SMI de una manera suficiente y digna», ha dicho.

De su lado, la secretaria de Acción Sindical de Comisiones Obreras (CCOO), Mari Cruz Vicente, ha criticado que la subida planteada por el Ejecutivo «es insuficiente, porque no recoge el mantenimiento del poder adquisitivo de salarios en 2021».

No obstante, ha saludado que las negociaciones sigan abiertas y ha avanzado que intentarán buscar un acuerdo en el que, a ser posible, estén toda las partes representadas, tanto sindicatos como organizaciones empresariales.

CEOE SE OPONE Y POSPONE POSIBLES AUMENTOS A 2022 Y 2023

Por su parte, la directora de Relaciones Laborales de la CEOE, Rosa Santos, comunicó el rechazo de la patronal a la propuesta del Gobierno para este 2021, aunque aseguró que están «abiertos a hacer un análisis» para los años 2022 y 2023.

La CEOE reconoció que existen «síntomas evidentes de recuperación», pero al mismo tiempo recalcó que la incertidumbre se mantiene y es «imprescindible» actuar con «prudencia».

«Desde ese escenario, nosotros hemos mantenido nuestra negativa a incrementar el SMI en 2021, valorando o priorizando el escenario de consolidación del empleo», manifestó Santos tras la reunión.

Para justificar su oposición, la CEOE enumeró «algunos problemas muy evidentes» que, en su opinión, acarrearía la subida del SMI. Entre ellos, Santos citó el impacto en las microempresas, en la contratación de jóvenes, en la agricultura, en las empresas adjudicatarias de la Administración y en la contratación de las empleadas domésticas.

La directora de Relaciones Laborales de la CEOE también criticó la falta de concreción de la propuesta presentada este miércoles por el Gobierno.