Quantcast

El Gobierno vasco no cree que los actos delictivos de jóvenes en San Sebastián sean «una estrategia planificada»

El consejero vasco de Seguridad, Josu Erkoreka, ha denunciado las conductas «intolerables» y «abiertamente delictivas» que se han visto en los altercados registrados en San Sebastián y ha explicado que, con los datos de los que se dispone en este momento, no se puede decir que «obedezcan a una estrategia planificada» o establecer «una asociación» con la ‘kale borroka’.

Un total de 40 personas han sido detenidas y otra veintena investigadas en relación a los incidentes en la capital guipuzcoana durante la última semana, hasta «un número de 62 o 63». Doce arrestos corresponden a los altercados registrados en la noche del sábado al domingo, según ha precisado el consejero en una entrevista concedida a Radio Euskadi.

Erekoreka ha denunciado estas «conductas incívicas, insolidarias, irresponsables, que son intolerables e incomprensibles por parte de personas civilizadas en una sociedad avanzada» y ha lamentado que, en la madrugada del sábado al domingo, también se produjeron «conductas abiertamente delictivas», con actos de «destrozos urbanos» y «pillaje» en algunos comercios.

Aunque este hecho supone «en sí una línea roja», ha matizado que habrá que ver «si se repite o no» ese tipo de actuaciones para decir si se ha producido un «salto cualitativo».

El consejero ha precisado que, con los datos que se manejan en este momento, no se puede afirmar que los hechos que se han registrado en la capital guipuzcoana en la última semana «obedezcan a una estrategia planificada, perfectamente coordinada de actuaciones de guerrilla urbana, a un designio social o político claro e incontestable».

En esta línea, ha apuntado no se aprecia «un fenómeno distinto» del que se está produciendo este verano en otras localidades vascas y también en otras comunidades autónomas por parte de personas que «se resistían a cumplir a la normativa de salud pública y se enfrentaban a los agentes de la autoridad» encargados de vigilar el cumplimiento de normas frente a la pandemia.

En cuanto al perfil de las personas que protagonizan estos incidentes, ha explicado que un 60% de los detenidos tienen antecedentes relacionados con delincuencia común o con infracciones de la normativa frente a la covid, pero no hay otro tipo de antecedentes «de manera palpable generalizada».

Según ha indicado, «no se puede decir que, como en otras ocasiones, cuenten con el respaldo, la comprensión o el aplauso de algún colectivo social o político». «En el pasado ha podido existir y ha existido en Euskadi y lo hemos denunciado, pero en este momento, por lo menos, un reconocimiento de apoyo explícito tampoco lo percibimos», ha señalado.

En esta línea, ha manifestado que «no hay información hoy por hoy para establecer una asociación a lo que está sucediendo ahora con la kale borroka o conductas afines a la kale borroka». «Hoy por hoy no tenemos información que pueda permitir alcanzar esa conclusión», ha reiterado el consejero, que ha apuntado a la existencia de «hedonismo insolidario e irresponsable» que, «a partir de ciertos niveles de alcohol, se traduce en este tipo de conductas».

Preguntado si el operativo de la Ertzaintza previsto en San Sebastián este fin de semana era suficiente, ha considerado que sí. Tras precisar que «los operativos no los diseña el consejero de Seguridad ni su equipo político, los diseñan los responsables policiales en función de la disponibilidad de efectivos en cada momento», ha recordado que «un porcentaje plantilla está de vacaciones», si bien ha subrayado que «no es hándicap para que se organicen los dispositivos suficientes para dar respuesta a las situaciones que se puedan generar en una noche».

En todo caso, ha advertido de que «nunca sabes con certeza dónde» se pueden producir altercados porque hay fiestas en muchas localidades y tener «efectivos suficientes en todos los municipios de Euskadi que puedan responder a cualquier eventualidad que se pueda producir a lo largo de la noche en cualquier lugar es imposible».

En su opinión, «no es fácil concluir que con más efectivos se habría podido evitar lo que ocurrido en tal o cual sitio, salvo que llenes las calles de policías».

«¿CON TANQUETAS?»

En esta línea, ha rechazado las críticas de sindicatos que han denunciado que la Ertzaintza está ‘desbordada’ y ha considerado que «en absoluto» es así, aunque «otra cosa es que te encuentres en situaciones más o menos previsibles».

De este modo, ha sostenido que la Policía vasca está «en condiciones de responder a cualquier situación que pueda producirse en Euskadi sin ninguna dificultad, con la planificación y la organización de los recursos propia de cada momento».

También ha rechazado las «acusaciones» que ha recibido por parte del PP y que ha achacado a que «tiene que salir en verano a hacer alguna declaración para recordar a la opinión pública que está ahí».

El consejero ha cuestionado «qué pretende el PP cuando dice que tiene que haber más recursos». «¿Que tenemos que ir, con tanquetas a Donosti, de qué está hablando? Porque los recursos de la Ertzaintza son los que son», ha subrayado.

En este sentido, ha recordado que «la plantilla es la que hay» y no es posible por ley «contratar interinos temporalmente para la campaña de verano». Asimismo, ha incidido en que «el principio de proporcionalidad que debe guiar la actuación de la policía no permite para nada tomar medidas absolutamente desproporcionadas». «Eso también hay que medirlo», ha advertido.