Quantcast

Residencias de mayores reclaman la «obligatoriedad» de vacunas a trabajadores

La Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM) ha exigido este martes la implantación «obligatoria» de vacunación para «todos los trabajadores» en residencias, así como proceder al «aislamiento» de los contagiados en centros de evacuación ahora que el número de afectados es «controlable».

Así lo ha explicado en declaraciones el presidente de FOAM, Martín Durán, que ha valorado como «no adecuadas» las medidas propuestas por la Junta con respecto a las residencias de mayores por entender que lo «primordial es adelantarse al virus y la administración no lo ha planteado correctamente».

En este sentido, Andalucía acordaba este lunes para el sector de residencias realizar pruebas diagnósticas (PDIA) semanalmente en aquellos trabajadores sociosanitarios y sanitarios que no estén vacunados frente al Covid y, en los centros donde se registre al menos un caso confirmado, que se establezca de forma obligatoria el uso de la mascarilla en los usuarios, ya que actualmente es obligatoria en los trabajadores.

Durán ha señalado que «a la Junta no le interesa crear centros de evacuación por su elevado coste en comparación a las medidas de medicalización que propone, pero son necesarios ahora que el número de contagiados en residencia es menor y se puede tener un control establecido de las incidencias que van sucediendo».

El número de contagios en residencia ha decrecido con respecto a diciembre de 2020, pero ahora se vive una «tendencia al alza». El informe presentado por FOAM señala que en diciembre el número de contagiados en residencias fue de 2.028, en enero de 1.371, en febrero de 783, en marzo de 61, abril con 17, mayo y junio con 54 y julio se ha saldado con 102 contagios. «Alertábamos que los contagios estaban aumentando en España y Europa, y así está siendo», ha apuntado.

La otra de las exigencias de FOAM para el control de contagios es proceder a la «vacunación obligatoria» de todos los trabajadores de las residencias, tal como «aconseja» el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades en su informe de 26 de julio de 2021.

Con respecto a la vacunación, los datos de FOAM señalan que un 2,7% de trabajadores de residencias, un total de 1.009 trabajadores, «no están vacunados por haberse negado». «Hay sitios en los que la ley moral y común debe de estar por encima de la legalidad. Además, en otros países se ha obligado a los operarios del sector a vacunarse, así que pedimos lo mismo para Andalucía y España», ha afirmado.

Del mismo modo, el presidente ha reclamado, como está sucediendo en Israel, «una tercera dosis de refuerzo para los mayores». «Creo que allí se están haciendo las cosas bien y se está demostrando una disminución de la bajada de defensas, así que es recomendable plantear una tercera dosis de refuerzo para las residencias», ha señalado.

El resto de exigencias de FOAM se basan en la «regulación» de visitas y de «garantizar» la salubridad en los centros. Durán ha apuntado que, en las poblaciones donde la tasa de incidencia sea alta, se deben «restringir» las visitas y salidas de las residencias. A su vez, ha exigido «mantener un meticuloso cumplimiento» de intervenciones no farmacéuticas como el uso de mascarillas, una adecuada higiene de manos y el distanciamiento físico.

«De no adoptarse estas medidas, mucho nos tememos que a partir de ahora el avance del virus en las residencias de mayores andaluzas tendrá unas consecuencias impredecibles para nuestros mayores», ha concluido.