Quantcast

Extremadura se mantiene en alerta 1 pero con tendencia a subir de nivel

La comunidad autónoma de Extremadura se mantiene este viernes en un nivel de alerta 1 por el coronavirus, pero presenta «una tendencia muy clara» a subir de nivel «en los próximos días «si no somos capaces entre todos de disminuir las cifras de incidencia».

El incremento del nivel de alerta de Extremadura supondría «adoptar medidas restrictivas en la comunidad» de acuerdo al nivel en el que esté.

Así lo ha avanzado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, a preguntas de los periodistas en rueda de prensa este viernes en Mérida, en la que ha mostrado su «preocupación» por el incremento de las hospitalizaciones en los últimos días en la región, aunque también ha mostrado «un cierto alivio» porque la vacunación «se está notando claramente».

En ese sentido, ha recordado que cuando Extremadura tenía una incidencia similar a la actual pero no había vacuna frente a la Covid, «las cifras de ingresos hospitalarios eran muy importantes», mientras que según los últimos datos, en la actualidad hay 68 pacientes hospitalizados, cinco de ellas en la UCI, tras lo que ha avanzado que en la última jornada se han producido unos ocho ingresos nuevos aunque «con un volumen de altas importante» por lo que se reducirán los ingresados.

«Lo que sí se está incrementando, muy lentamente, es la cifra de pacientes que ingresan en UCI, entre otras cosas porque tienen una estancia media muchísimo más prolongada que las personas que ingresan en las camas de agudo», ha explicado Vergeles.

Ante esta situación, la comunidad «sí puede subir de nivel» de alerta, ha señalado el titular extremeño de Sanidad, quien ha resaltadoo que la comunidad ya presenta «un nivel muy alto de incidencia» por lo que en cuanto se supere el 10 por ciento en los ingresos en UCI, o del 5 por ciento del total de hospitalizados «habríamos cambiado de nivel» y por tanto sería necesario «adoptar medidas restrictivas».

De momento, Extremadura registra un 2,3 por ciento de ocupación hospitalaria, y de un 5,2 por ciento de ocupación de UCI, unos indicadores que «van subiendo, pero que no han llegado al nivel para cambiar todavía de nivel de alerta», algo que podría producirse «en los próximos días» si se sigue incrementando la incidencia.