Quantcast

Jóvenes migrantes extutelados piden al Gobierno que les deje trabajar

Un total de 24 ONG han lanzado una campaña en redes sociales para pedir al Gobierno que reforme de forma inmediata el Reglamento de Extranjería de forma que los jóvenes migrantes extutelados, que se quedan sin la tutela del Estado al cumplir los 18 años, puedan tener una autorización de residencia y trabajo, y no se queden en la calle al alcanzar la mayoría de edad.

Según han informado fuentes del Ministerio de Inclusión, el Gobierno tiene la intención de aprobar “próximamente” el Real Decreto que modificará el Reglamento de Extranjería en este sentido, pero antes tiene que ser dictaminado por el Consejo de Estado.

De hecho, el Real Decreto ya ha entrado en este órgano y se está elaborando el dictamen que después tendrá que debatirse y, en su caso, aprobarse en Comisión Permanente, la próxima semana o la primera de agosto, según han informado fuentes del Consejo de Estado.

Las organizaciones, entre las que se encuentran Fundación Raíces, Cáritas, Plataforma de Infancia, Prodein o CEAR, recuerdan que “el Gobierno se comprometió hace más de un año” a realizar esta reforma y, mientras tanto, “cada día que pasa tiene consecuencias nefastas en la vida de los y las jóvenes, que desean estudiar o trabajar y no pueden”.

“La gran mayoría está perdiendo las autorizaciones de trabajo que obtuvieron gracias a la Instrucción 1/2020 de la Secretaría de Estado de Migraciones, quedándose con una autorización de residencia que no les autoriza a trabajar”, señalan las ONG.

Otros, según añaden, “no pueden renovar sus autorizaciones de residencia por no contar con medios económicos suficientes –se les exige ingresar más de 2.000 euros mensuales–, quedándose en situación administrativa irregular”.

Además, advierten de que un tercer grupo ni siquiera ha podido acceder por primera vez a la autorización de residencia que le habría correspondido porque no fueron reconocidos como menores de edad.

Ante esta situación, indican que la reforma del reglamento garantizaría el derecho de estos chicos y chicas a documentarse, de manera automática, mediante una autorización de Residencia y Trabajo a partir de los 16 años y “simplificaría” los requisitos de renovación de este permiso a partir de los 18 años.

Por ello, las entidades impulsoras de esta campaña instan al Consejo de Estado y al Gobierno a que, desde sus respectivas competencias, “agilicen la aprobación inmediata” de la reforma del Reglamento en trámite y que esta medida sea efectiva desde el mismo día de su aprobación y publicación, “para favorecer la inclusión de estos jóvenes en España”.

Además, a falta de conocer el texto final, que ha sido enviado al Consejo de Estado, las entidades esperan que las observaciones de algunos ministerios “no desvirtúen” el objetivo esencial de esta reforma.

En el marco de la campaña, las organizaciones han lanzado en redes sociales los testimonios de algunos jóvenes extutelados, que pueden seguirse con los hashtags #ReformaReglamentoExtranjeríaYa #NoHayTiempo #QuieroTrabajar #NoNosCorteisLasAlas.

Entre los testimonios, destaca el de Bamba, que tiene 20 años y llegó a España con 16. “Me he formado como carpintero. La ley me permite vivir en España pero no trabajar. Llevo más de un año esperando tras la promesa del Gobierno”, lamenta.

En la misma situación se encuentra Hicham, de 18 años, que llegó a España con 15 y se ha formado como jardinero, o Imad, de 19 años, al que una conocida marca quiso contratar en su tienda, pero no pudo al carecer de permiso de trabajo. “No nos cortéis las alas, pedimos la reforma del reglamento de extranjería ya”, reclaman al unísono.