Quantcast

LAB advierte de que en Tubacex falta «la victoria final»

LAB ha advertido de que, tras la resolución judicial anulando los despidos, en Tubacex falta «la victoria final», y ha exigido a la compañía que retire el recurso a las sentencias. Además, ha pedido a la dirección que readmita a los despedidos y al Gobierno Vasco que «no eluda su responsabilidad».

En un comunicado, LAB ha aludido a las sentencias que declaran nulos los despidos de 129 trabajadores de la empresa y que considera «una victoria muy importante».

Para LAB, la resolución judicial respalda que «en Tubacex no sobra nadie y no hay motivos de ningún tipo para despedir ni un solo trabajador o trabajadora».

A su juicio, «ha quedado en evidencia que el único motivo de la dirección de Tubacex es la avaricia, el menosprecio hacia la plantilla» y el creer «que puede utilizar a los trabajadores como ‘klinex’ de usar y tirar».

LAB se ha referido a el anuncio de la dirección de Tubacex de que «va a recurrir la sentencia» por lo que «sigue adelante con la pretensión de despedir a 129 personas». «Va a buscar en un tribunal de Madrid lo que aquí no ha conseguido», afirma el sindicato.

Para LAB, «la única vía para garantizar todos los puestos de trabajo es seguir luchando hasta que la dirección cese en sus pretensiones, hasta que readmita a los despedidos y retire el recurso a las sentencias del TSJPV».

«VICTORIA FINAL»

Tras apuntar que la plantilla de Tubacex cumple hoy «148 días en huelga y 3.552 horas de lucha», ha insistido en que, tras las sentencias del TSJPV, «falta la victoria final».

«La dirección de Tubacex tiene que cejar en su empeño de despedir y eso solo lo vamos a conseguir luchando como lo hemos hecho hasta ahora. En LAB lo tenemos claro y por eso exigimos a la dirección de Tubacex que readmita a todas las personas despedidas y retire el recurso a las sentencias», ha apuntado.

Además, ha exigido al Gobierno Vasco «y, concretamente, a los Departamentos de Industria, dirigido por Arantxa Tapia, y de Trabajo, dirigido por Idoia Mendia», que «garanticen la vuelta al trabajo de todos los despedidos» y «no eludan sus responsabilidades».