Quantcast

Cs pide al Gobierno apoyo para luchar contra el alga asiática invasora en la costa andaluza

Ciudadanos (Cs) ha reclamado al Gobierno central apoyo real, con recursos, para luchar contra el alga asiática invasora que afecta a las costas andaluzas.

El senador de Cs José Luis Muñoz Lagares ha presentado una batería de preguntas en la Cámara Alta dirigidas a que el Ministerio de Transición Ecológica aclare porqué no se ha reunido en cinco meses el grupo de trabajo creado para este problema, cuándo tiene previsto aprobar un plan de gestión para la ‘Rugulopterix okamurae’, como se denomina esta especie, y de qué forma articulará los recursos a las comunidades y ayuntamientos costeros afectados.

La iniciativa, que lleva también la firma de la senadora andaluza María Ponce, recuerda que algunas comunidades, entre ellas la andaluza ha establecido líneas de ayuda para apoyar al sector pesquero. Muñoz Lagares ha recordado que la Junta de Andalucía ha activado un plan de ayudas valorado en 1,5 millones de euros, mientras desde el Gobierno central no se atiende esta demanda.

«Queremos que el Ministerio establezca una estrategia de control, que se coordine con todas las comunidades afectadas, apruebe un plan de gestión para atacar el alga y que no vaya a más», ha asegurado el senador andaluz, que ha demandado, en definitiva «un apoyo real, con recursos», para que este problema «no caiga en el olvido o, si no, será demasiado tarde».

«En Ciudadanos somos muy sensibles en materia medioambiental, también en relación a la economía azul que se mueve alrededor del mar y el litoral», ha añadido Muñoz Lagares, tras recordar que el problema del alga asiática invasora se remonta a 2015 y que está afectando a todas las costas andaluzas en mayor o menor medida, desde Cádiz a Almería, y continúa su expansión por el resto del arco Mediterráneo.

«Se está produciendo una colonización silenciosa que está afectando a todo el ecosistema marino, a los biotopos autóctonos, así como a la flota pesquera y al turismo», ha asegurado, apuntando que las administraciones locales se están viendo obligadas «con sus pequeños recursos» a limpiar las playas, justo cuando se inicia la temporada alta turística.