Quantcast

Madrid pide ayuda al Gobierno para aumentar controles en Barajas

La Comunidad de Madrid ha reclamado nuevamente al Gobierno de Pedro Sánchez el refuerzo de controles para la detección de la Covid-19 en los pasajeros que acceden a España a través del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas apelando además a ayudar a salvar la temporada turística de verano.

Así lo ha trasladado la consejera de Cultura, Turismo y Deporte, Marta Rivera de la Cruz, en una misiva remitida a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en la que reclama mayores controles ante la Covid-19 en el aeropuerto madrileño.

«El turismo no se recuperará si España no es percibida como un país seguro. Y será imposible alcanzar esa percepción si no existe una forma efectiva de prevenir la entrada de viajeros contagiados por un aeropuerto de tan intensa densidad de tráfico aéreo como es el Adolfo Suárez Madrid-Barajas», alega en la carta la consejera madrileña.

En concreto, Rivera de la Cruz apela a Reyes Maroto para que solicite a la titular de Sanidad, Carolina Darias, «los medios necesarios» para establecer esos controles y ofrece para ello la «colaboración necesaria» por parte de la Comunidad de Madrid.

En la misiva, la consejera madrileña recuerda a la ministra del ramo que Barajas «es un nudo de comunicaciones para toda España, y la puerta de entrada en Europa de viajeros de todo el mundo» y, en este sentido, alerta «ante la ausencia de una vigilancia efectiva» que ha provocado que hayan entrado por el aeropuerto «cientos de viajeros infectados».

«Es nuestra obligación (y, sobre todo, nuestra responsabilidad) extremar las precauciones para evitar que viajeros contagiados accedan sin control médico a suelo español y puedan convertirse en foco de contagio, no ya en Madrid, sino en otras comunidades españolas, así como en capitales de toda Europa», ha enfatizado Rivera de la Cruz.

En esta línea, la consejera de Turismo ha incidido en la necesidad de «hacer lo imposible para blindar la seguridad sanitaria» del territorio español «y para eso hay que extremar las precauciones». «Deben establecerse controles regulares y rigurosos: de nada sirve pedir PCR en origen, si nadie comprueba que los viajeros llevan esos PCR», ha argumentado.

TEMPORADA DE VERANO

Y todo ello, según ha defendido la consejera, en un «momento decisivo» para la recuperación de la industria turística del país. «El descontrol epidemiológico en su principal aeropuerto supone una piedra en el camino de la excelencia a la que tanto usted como yo queremos aspirar», ha enfatizado.

Rivera de la Cruz ha trasladado a la ministra el convencimiento de que ambas administraciones coinciden en estos objetivos «y en que cada error dificulta alcanzarlos» para reclamar el aumento de los controles de seguridad en la entrada a España a través del aeropuerto madrileño y se pone a disposición del Ejecutivo central «para trabajar conjuntamente en la prevención sanitaria desde la llegada de viajeros a Madrid».

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha reiterado en varias ocasiones que en los aeropuertos españoles «los controles que se están haciendo son muy exhaustivos y por lo tanto, todas las personas que llegan lo hacen con su PCR negativa».

El pasado 7 de junio el Ministerio de Sanidad amplió las pruebas diagnósticas que se aceptan en los controles sanitarios para acceder a España para «agilizar la llegada del turismo a nuestro país» para que al Certificado de Vacunación o de Recuperación se sumaran las PCR y los test de antígenos.

Así, las personas que quieran acceder a España tendrán que cumplimentar el formulario de control sanitario a través de la aplicación Spain Travel Health (SpTH) y aquellos que procedan de un país o zona de riesgo tendrán que adjuntar la documentación correspondiente a alguno de los certificados o pruebas mencionadas anteriormente.

Por otro lado, quienes procedan de zonas que sí están incluidas en la relación de países de riesgo tienen que someterse a un control documental de manera aleatoria, que tendrá en cuenta su lugar de procedencia y el nivel de incidencia. En la validación del certificado de vacunación, España únicamente aceptará las vacunas aprobadas por la EMA, así como las reconocidas por la OMS.

PREOCUPACIÓN POR LAS «NUEVAS VARIANTES MÁS TRANSMISIBLES»

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, ya anunció la pasada semana que la Comunidad de Madrid había enviado una carta a la ministra del ramo, Carolina Darias, para solicitar una reunión en busca de «medidas eficaces» en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

En esa ocasión, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso incidía en la misiva en que están «surgiendo nuevas variantes más transmisibles» y que están afectando a los procesos de desescalada en países como Reino Unido. «Pedimos tener una reunión de los equipos de Salud Pública del Ministerio y nosotros y que sobre todo que nos den información y conocer las actuaciones que va a realizar de cara a futuro», explicó el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero.

La Comunidad ha puesto el foco en Barajas como punto de entrada del virus en la región, cuestionando que sólo se identifican el 5% de los casos. Según los datos facilitados por Zapatero el pasado viernes, en la última semana se confirmaron 25 casos que habrían llegado por el aeropuerto madrileño, elevando a 94 el cómputo total del mes.

«Algunos llegan con cargas virales muy altas y PCR positivas en origen. Se trata de miles de casos importados desde el inicio de la pandemia», señaló el viceconsejero.

En este sentido, desde el Gobierno regional han reclamado insistentemente la realización de más pruebas a los viajeros que llegan a Barajas, al menos a los procedentes de determinados países relacionados con las variantes del virus. «El margen de mejora es fundamental. La británica entró por Barajas, también la sudafricana y la brasileña. Ahora ha entrado la india. No somos capaces de darle la importancia de los problemas que vienen derivados», justificó Zapatero.

La pasada semana la Mesa de la Asamblea de Madrid tramitó la Comisión de Investigación de Barajas registrada por el PP, que después tendría que llevarse a Pleno y votarse.